Diario Vasco

Madrid, 11 oct (EFE).- El Numancia ganó 1-0 al Barcelona B y logró su quinta victoria en el estadio de Los Pajaritos con un tanto de penalti obra de Guillermo Fernández con el que el cuadro soriano aguantó el tirón del Sporting.

El conjunto asturiano continuará en lo más alto de la clasificación después de ganar este martes a la Cultural Leonesa, pero no lo hará en solitario. El Numancia, que necesitaba tres puntos para alcanzar los 17 e igualar a su rival, no falló y compartirá el liderato con el Sporting después de nueve jornadas.

Parte de su éxito responde al fortín en el que han convertido su estadio, donde lo han ganado absolutamente todo sin piedad para sus rivales. Y, en esta ocasión, su víctima fue el Barcelona B, que presentó batalla y sólo hincó la rodilla con un tanto desde los once metros.

Lo consiguió Guillermo en los minutos finales, después de una primera parte que dominó el filial blaugrana con ocasiones para los sorianos de Pablo Valcarce y Unai Medina. En el segundo acto, prácticamente sólo fue noticia el penalti cometido por el "Choco" Lozano sobre Guillermo que transformó el propio jugador numantino para que los tres puntos, una vez más, se quedarán en Los Pajaritos.

Tampoco salieron del estadio del Nástic, donde el Granada sucumbió 2-0 para abandonar una de las seis primeras posiciones y perder la oportunidad de acabar la jornada en la zona más noble de la tabla. La culpa la tuvo la efectividad del delantero nigeriano Ikechukwu Uche, que en cuatro minutos, entre el 26 y el 30, hizo un doblete que fue definitivo para el equipo andaluz.

Uche levantó a su equipo, necesitado de victorias para coger algo de aire en la zona peligrosa de LaLiga 1/2/3, y ya de paso, dar al técnico interino Antonio Rodríguez Sarabia "Rodri" su segunda alegría después de sustituir en el banquillo a Lluís Carreras. Desde su llegada al cargo, de 12 puntos ha conseguido 7 y su equipo ha cogido un poco de impulso.

El ariete africano, primero con un gol tras un auto pase magnífico dentro del área, y después tras ejercer de pillo tras aprovechar una mala cesión de la defensa granadina, se erigió como el héroe del Nástic en una jornada feliz en el Nou Estadi de Tarragona.

En el Carlos Tartiere Juan Villar rescató un punto para el Tenerife con un gol en el último tramo del partido que neutralizó el tanto de Saúl Berjón en la primera parte. El Oviedo, por quinta vez esta temporada, se puso por delante en el marcador y no fue capaz de ganar.

El conjunto asturiano ha perdido muchos puntos por no saber aprovechar sus ventajas y esta jornada pagó su carencia ante el Tenerife, que después de firmar un flojo primer acto reaccionó con la entrada en el campo de Juan Villar. El extremo, al final, dio un punto importante al Tenerife, que se mantiene entre los seis primeros y condenó a su rival a vivir en tierra de nadie.

En el duelo de la zona baja de la clasificación, el Zaragoza consiguió tres puntos importantes con una victoria a domicilio sobre el Lorca (0-1) con los tantos de Javi Ros y del georgiano Giorgi Papunashvili.

Los hombres de Natxo González consiguieron abandonar la zona peligrosa y con los tres puntos se acercaron a las posiciones más apetecibles de Segunda División para desesperación de su rival, que con los aciertos de Javi Ros y de Papunashvili, acabó una jornada más en posiciones de descenso.

Y en el derbi andaluz que protagonizaron Sevilla B y Cádiz, el marcador no se movió a lo largo de 90 minutos en los que el filial sevillista contó con la mayoría de las ocasiones.

El equipo de Luis García Tevenet se marchó sin los tres puntos y seguirá en la última posición. Su rival, sumó su quinto partido consecutivo sin ganar y se quedó en la mitad de la clasificación tras otro revés con el que volvió a echar el freno en su afán por establecerse entre los seis primeros.