Diario Vasco

Bilbao, 11 oct (EFE).- Con una espectacular y colorista fantasía visual y sonora de videotecnología de última generación titulada "Reflections" (Reflejos), el Museo Guggenheim ha subrayado hoy su modernidad y la de la capital vizcaína, con motivo de su vigésimo aniversario.

Miles de personas, unas diez mil por cada pase, según estimaciones del centro expositivo bilbaíno, han asistido hoy a las primeras representaciones del espectáculo, que se ha proyectado sobre las paredes de titanio de su fachada norte, las aguas de la cercana ría y el cielo de Bilbao.

Tres grupos de 50 proyectores de última generación colocados en dos torretas en la Avenida de las Universidades y en puntos estratégicos del exterior del edificio de titanio diseñado por Frank O. Gehry han contribuido a crear los sorprendentes juegos de luz y color sobre la piel de titanio del Museo, que han sido acogidos con numerosas muestras de asombro y entusiasmo por el público asistente.

La productora británica "59 Productions" ha desplegado sobre la fachada del Guggenheim algunas de sus esculturas más emblemáticas, como la floral Puppy o la metálica araña gigante "Maman", las aguas de la ría y el cielo de Bilbao, con una potencia lumínica de más de un millón de lúmenes y 160.000 watios de sonido.

La proyección, de unos 20 minutos de duración por cada pase, ha repasado tanto la creación y la construcción del edificio diseñado por Frank Gehry como las dos intensas décadas de transformación cultural de Bilbao.

La fantasía visual ha ido acompañada por una banda sonora compuesta para la ocasión por Nick Powell, uno de los miembros del equipo creativo de "59 Productions", que ha desplazado a Bilbao un equipo de 120 toneladas de peso para llevar a cabo su videocreación.

El espectáculo "Reflections", que se prolongará hasta el 14 de octubre, cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Bilbao, de la Diputación Foral de Bizkaia y de la energética Iberdrola.

Estas proyecciones gratuitas constituyen el acto central y más relevante de los que ha venido desarrollando el Museo Guggenheim Bilbao a lo largo de todo este año para celebrar el 20 aniversario de su apertura al público el 18 de octubre de 1997.

El desarrollo del espectáculo ha contado con el operativo especial de seguridad que la Policía Municipal y la Ertzaintza despliegan en los casos de eventos multitudinarios con grandes aglomeraciones de público en la calle.