Diario Vasco

Vitoria, 17 sep (EFE).- El entrenador del Deportivo Alavés, Luis Zubeldía, ha manifestado que no se plantea "si su puesto está en duda o no", ya que firmó "por un año" y quiere hacer "lo mejor por el equipo".

El técnico argentino ha admitido que el arranque "es muy malo", pero que trabajan "día a día para poder sacar adelante" una situación de cuatro derrotas consecutivas que no ha vivido nunca en su carrera, tal y como ha confesado.

"La primera parte el equipo es tuvo bien, más allá del accidente que llevó al gol del Villarreal y en la según parte estuvimos mal, algo poco entendible por mi parte, teniendo en cuenta cómo estaban los jugadores en el vestuario", ha explicado el preparador.

Por otro lado, Zubeldía ha destacado que "el papel de la afición ha sido brillante" y que no recuerda "tanto aliento con resultado abultado y con un arranque muy malo".

El pampeano ha indicado que "cuando haces un partido como el del primer tiempo donde compites, tienes remates a puerta y uno de los primeros tiros a puerta del rival se convierte en gol, anímicamente no cae bien".

"Si no tienes eficacia arriba y el rival aprovecha sus situaciones es difícil revertirlo", ha añadido el entrenador.

Zubeldía ha confirmado la lesión de Bojan y aunque desconoce el alcance de la misma, lo ha descartado casi con seguridad para el choque del miércoles contra el Deportivo.

Ha analizado que "defensivamente hay una sensación de inestabilidad" y hay ha comentado que tiene la posibilidad de hacer cambios o de meter "un defensor más" teniendo en cuenta el carácter ofensivo de los laterales.

"Si metemos un gol posiblemente se agrande la confianza defensiva", ha deseado un Luis Zubeldía, que se ha mostrado cabizbajo y algo abatido en sala de prensa.

"Confío en que los jugadores puedan sostener en el tiempo las cosas que se hicieron bien en la primera mitad", ha apuntado el argentino, quien ha zanjado que esta semana "es muy importante para todos", no solo para él.