Diario Vasco

San Agustín del Guadalix, 17 sep (EFE).- Medio millar de vecinos se ha concentrado hoy en San Agustín del Guadalix para recordar al joven de 18 años que apuñalado mortalmente en el recinto ferial y pedir "justicia", en un acto en el que han increpado al alcalde porque le consideran culpable de "la falta de seguridad" en las fiestas.

La concentración ha comenzado a las 12.45 en una abarrotada plaza de la Constitución, en cuyo centro se han agrupado cerca de 50 adolescentes amigos de la víctima, mientras que al otro lado de la plaza, junto a la fachada del Consistorio, se han situado miembros de la familia y representantes de la corporación municipal.

El abuelo de la familia, Ramón, ha agradecido a los vecinos todo su apoyo y se ha disculpado por "no poder hablar", ya que se sentía "hundido", aunque ha hecho hincapié en que "confían en la justicia" y expresado su deseo de que "enseguida pillen" al autor de la muerte de su nieto Miguel.

En el acto han participado el consejero de Políticas Sociales, Carlos Izquierdo, y el alcalde de la localidad, Juan Figueroa, quien ha sido abucheado por los vecinos, que le han pedido "justicia" y le han tachado de "culpable" porque consideran que en el recinto "no había seguridad" ni ambulancias que socorrieran a los jóvenes.

Sin embargo, Figueroa ha dicho que "entiende que el pueblo esté muy dolido" y se ha remitido a la información de la Policía Local y de la Guardia Civil, sobre las que ha dicho que tuvieron una actuación "ejemplar".

También ha mostrado su "condena más absoluta" por la muerte del joven que era "una persona muy querida en el pueblo" y cuyo asesinato ha provocado "una total consternación en el pueblo".

Posteriormente, sobre la una de la tarde, se ha guardado un minuto de silencio en recuerdo de Miguel, aunque el homenaje se ha visto constantemente interrumpido por los gritos de decenas de vecinos emocionados que han gritado a los miembros del gobierno municipal "vosotros sois los culpables".

"¿Dónde estaba la policía?", "es el segundo año sin seguridad", "vergüenza de Ayuntamiento" y "ni una ambulancia", han increpado los concentrados al regidor.

Por otro lado, un grupo de amigos del fallecido ha exhibido una pancarta donde podía leerse: "Miguelín, brilla tu sonrisa. Nunca te olvidaremos".

Cuando el alcalde y el resto de la corporación han entrado en el Consistorio se han vivido momentos de tensión entre los asistentes a la concentración, visiblemente emocionados, que han criticado que el Ayuntamiento "no dé explicaciones" a los vecinos.

Los amigos de Miguel han asegurado a Efe que la ambulancia tardó cerca de cuarenta minutos en llegar, y que tuvieron que ser ellos mismos quienes retiraron la valla para que accedieran los sanitarios.

También han explicado que el recinto donde está la discoteca móvil se ha ubicado, por segundo año consecutivo, "muy lejos" del centro y "no tenía ningún tipo de seguridad".

Una de las amigas del fallecido ha explicado que el atacante llegó "junto a una banda de 15 ó 20 personas de nacionalidad dominicana", y que le agredió "sin mediar palabra", una versión en la que coinciden otros allegados, que detallan que los atacantes conocían a la víctima y venían desde San Sebastián de Los Reyes.

Algunos han aventurado que "asesinaron a Miguel por estar con gente de extrema izquierda", aunque el resto de personas han insistido en "no hacer hincapié en eso, porque deben demostrar que no son como ellos".