Diario Vasco

Redacción deportes, 17 sep (EFE).- Los pilotos de Fórmula Uno Kimi Raikkonen (Ferrari) y Max Verstappen (Red Bull), que se quedaron fuera en la salida del Gran Premio de Singapur al verse involucrados en un choque que también eliminó al alemán Sebastian Vettel (Ferrari), quitaron importancia al incidente.

"Es lo que nunca quieres que ocurra", dijo el finlandés Raikkonen, que circulaba por la izquierda de Verstappen para adelantarle, cuando se tocó con el Red Bull del holandés, quien a su vez estaba cerrado por el Ferrari de Vettel, a su derecha.

"Hice una buena salida, me di en la primera curva y no hubo nada que hacer. Perdí la rueda y luego perdí el control del coche", añadió.

El finlandés, campeón del mundo en 2007, explicó que su trazada era recta, buscando adelantar a Verstappen por la izquierda. "Yo había pasado ya a Max cuando he notado su coche en mi trasera", añadió.

Por su parte, el holandés de Red Bull aseguró que se vio cerrado entre los dos Ferrari.

"Mi salida fue buena, creo que Sebastian (Vettel) estaba intentando cerrarme un poco, así que fui a la izquierda. Kimi (Raikkonen) hizo una salida fantástica y estaba en el exterior. Me pusieron en un 'sandwich' y era difícil salir de ahí. El coche estaba dañado y no podía continuar, tenía una buena oportunidad para estar en la cabeza", manifestó Verstappen.

Sobre si vio a Raikkonen superarle en la salida, Verstappen dijo que el vio "claramente", pero insistió en que le estaban cerrando.

"Le veo claramente cuando conduce a mi lado, pero por el exterior me estaba cerrando. Ha sido desafortunado, pero así son las carreras", concluyó.

Raikkonen, Verstappen y Vettel fueron llamados a declarar por los comisarios de carrera, que decidieron no sancionar a ninguno de los involucrados en el choque, que también provocó la retirada del español Fernando Alonso (McLaren-Honda), golpeado por Verstappen, que siguió compitiendo nueve vueltas más antes de retirarse.