Diario Vasco

Vigo, 16 sep (EFE).- Juan Carlos Unzué, entrenador del Celta de Vigo, afirmó ser consciente de que el Espanyol, al que visitarán el próximo lunes, puede estar con "un plus de tensión" por haber sumado únicamente un punto en las tres primeras jornadas, aunque también ha apuntado que su equipo tampoco está "para tirar cohetes".

"Es verdad que juegan en casa y en esta situación para ellos habrá un plus de tensión mayor, pero nosotros tampoco estamos para tirar cohetes, también estamos muy necesitados. Vamos a Barcelona a ganar el partido", declaró el técnico en su comparecencia ante los periodistas.

Unzué espera "sacar provecho" de la situación del Espanyol, un equipo que, a su juicio, ha merecido haber conseguido "algún punto más".

"Los equipos de Quique Sánchez Flores son ordenados, con un sistema parecido 4-4-2. Y por lo que he visto tengo la sensación de que está más cómodo en el repliegue y atacando con transiciones verticales. Pero luego también tiene alternativas en ataque para hacer un juego combinativo", advirtió.

No negó que las rachas son "importantes" en el fútbol, por eso destacó la importancia de sumar la segunda victoria consecutiva en Cornellá-El Prat, lo que les permitiría llegar "con otra alegría" al choque del jueves contra el Getafe.

Por su pasado como guardameta, concedió especial importancia a "mantener la portería a cero", por eso abogó por "seguir mejorando" para terminar de encontrar "el equilibrio" necesario.

"Tenemos que encontrar ese equilibrio porque somos un equipo ofensivo, que quiere tener el balón, ser agresivo, y eso conlleva riesgos en algunas situaciones", subrayó Unzué, para quien no es especial enfrentarse a los "periquitos" pese a su pasado culé: "Llevo 30 años en esto, mi forma de ser profesional es dar el máximo siempre".