Diario Vasco

Londres, 16 sep (EFE).- El Tottenham Hotspur acusó en exceso la resaca continental y, en el partido que cerraba la jornada sabatina de la Premier League, no pudo pasar del empate en Wembley frente al defensivo Swansea City (0-0).

Los hombres de Mauricio Pochettino, después del recital del pasado miércoles en Liga de Campeones contra el Borussia Dortmund (3-1), extendieron su mala racha en el estadio del norte de Londres, donde todavía no han ganado en liga.

La suerte en la que será su casa durante esta temporada parece serles esquiva, puesto que este sábado o bien los postes o bien un inspiradísimo Lukasz Fabianski evitaron que se alterara de alguna manera el marcador.

Entre Kane, Son, Alli, Eriksen y Llorente -salió en la segunda mitad- dispararon 26 veces (8 a portería), por las 4 de los 'Swans' (0 a portería), y tuvieron un 75 por ciento de la posesión.

Kane avisó al comienzo de la primera mitad con un libre directo desde 25 metros que Fabianski envió milagrosamente a saque de esquina. Esa parada del arquero polaco fue un presagio de lo que iba a ser la tarde: acoso y derribo 'Spur' y resistencia de los visitantes.

La ocasión más clara del partido para el Tottenham llegó a los 12 minutos de la segunda mitad, con una doble aproximación, primero con un disparo de Son que repelió como pudo Fabianski y después con el lanzamiento posterior de Kane, que tocó en el travesaño y se marchó fuera.

Pese a los acercamientos de los londinenses, que llegaron a pedir tres penaltis, dos por mano y uno por una falta dentro del área sobre Aurier, el marcador de Wembley se mantuvo intacto y Tottenham y Swansea se repartieron los puntos, en un resultado que los visitantes celebraron casi como una victoria.

Los hombres de Pochettino llegan así a ocho puntos en liga y se colocan quintos en la tabla, a un punto de los puestos de Liga de Campeones y a cinco del Manchester City, que hoy se dio un homenaje en Watford (0-6).

Por su parte, el equipo de Paul Clement trepa hasta la decimocuarta posición y suma cinco puntos, uno más que el West Ham, último club en puestos de descenso.