Diario Vasco

Londres, 16 sep (EFE).- El Southampton del argentino Mauricio Pellegrino amargó este sábado el debut de Roy Hodgson en el banquillo del Crystal Palace al imponerse en el estadio de Selhurst Park por 0-1 (gol de Steven Davis).

Los del sur de Londres, que el lunes destituyeron a Frank de Boer después de sólo 77 días en el cargo y lo reemplazaron por el veterano Hodgson, de 70 años, siguen sin estrenar su casillero de victorias y se hunden en la última posición de la Premier League, con 0 puntos, 0 goles a favor y 8 en contra después de cinco jornadas disputadas.

El Palace se ha convertido este sábado en el equipo con el peor arranque de liga en la historia de la competición, al no sumar puntos ni ver portería en 450 minutos de fútbol, superando el récord negativo del Newcaslte de la temporada 2005/2006, cuando estuvo 438 minutos sin marcar.

En el partido que abría la quinta fecha de la Premier, el Palace, sin apenas cambios (entró Loftus-Cheek por Lee) en el once -eso sí, pasó del 4-3-3 o 3-5-2 de Frank de Boer al 4-5-1 de Hodgson- tampoco encontró el camino del gol ni de los puntos ante un férreo Southampton, que sumó su segundo triunfo de la campaña para colocarse temporalmente en puestos europeos.

El único gol del partido llego a los seis minutos, cuando Davis, solo dentro del área, se adelantó a la defensa para empujar al fondo de la red un rechazo del portero Hennessey tras un centro desde la derecha de Tadic.

La mejor ocasión de los 'Eagles' llegó 10 minutos más tarde, con un disparo a bocajarro de Benteke, pero Forster salvó a su equipo del empate con una parada milagrosa sobre la línea.

Lo intentó con insistencia el Palace, pero sin un juego definido ni acierto de cara a gol, poniendo de relieve el arduo trabajo que le espera a Hodgson, cuyo último partido oficial fue la sonrrojante derrota de Inglaterra a manos de Islandia en la Eurocopa de Francia 2016 (1-2).

El marcador de Selhurst Park no se volvió a mover y el Southampton, que incluso dio minutos al holandés Virgil Van Dijk, quien pidió abandonar el club el pasado verano, se llevó del sur de Londres un importante triunfo y tres puntos que hunden al Palace en el farolillo rojo de la tabla.