Diario Vasco

Estambul, 16 sep (EFE).- Joan Sastre, alero de la elección española, dijo a EFE que su rol es "bailar con la más fea", es decir, defender al mejor jugador rival, y que no necesita "meter veinte puntos" para disfrutar en un partido.

La cita a Juan Carlos Navarro fue de obligado cumplimiento.

"He pasado de estar en casa viéndole por televisión a ahora poder estar aquí entrenando con él. Es una pasada, un privilegio y una oportunidad muy grande poder aprender de los mejores. Sólo darle las gracias y ojalá se pueda retirar con el bronce", señaló Sastre.

"Durante toda su carrera ha visto el aro como una piscina y es un ejemplo a seguir por todos los deportistas. Todos los españoles debemos darle las gracias por todos los veranos que ha estado con la selección y todos los éxitos que nos ha dado. Ojalá se pueda retirar con una medalla de bronce", insistió.

Tanto deseo de que Navarro se retire con la medalla de bronce en el cuello quizás pueda ser una presión añadida.

"Presión tenemos la justa, la que debe tener un partido de estas dimensiones. Sabemos que Rusia va a ser un rival complicado y que tendremos que dar nuestra mejor versión y aprender de nuestro errores ante Eslovenia", indicó a EFE.

A Sastre le volverá a tocar bailar con la más fea, es decir, defender a Aleksei Shved, el mejor jugador ruso.

"Es un poco mi rol y me estoy acostumbrando a bailar con la más fea. Soy un jugador que no necesita meter veinte puntos para disfrutar jugando, pero si puedo ayudar al equipo de cualquier manera y tiene que ser defendiendo a la estrella rival para que no meta veinte puntos, también me siento útil en el equipo", explicó.

"Shved es el tipo de jugador que va a tomar tiros, que va a meter, que es buenísimo, pero hay que estar encima e intentar que los tiros que haga los haga punteados, que no tire cómodo", finalizó Joan Sastre.