Diario Vasco

Madrid, 16 sep (EFE).- El estreno del estadio Wanda Metropolitano, el nuevo hogar del Atlético de Madrid, será visto por millones de espectadores en 182 países con los que tiene acuerdos televisivos LaLiga, que ofrecerá durante la media hora previa al encuentro Atlético-Málaga, previsto para las 20.45 horas.

Un dispositivo de unas veinte cámaras dispuestas en el estadio, con todos los adelantos tecnológicos que ha previsto para la nueva temporada la patronal de clubes, ofrecerán la puesta de largo del nuevo estadio del conjunto rojiblanco, que se despidió el curso pasado del cincuentenario estadio Vicente Calderón.

De esta manera, los espectadores de la señal internacional de LaLiga podrán ver la presentación del nuevo estadio, para la cual el club a reclamado que los espectadores lleguen con antelación al coliseo -estará abierto desde las 19.00 horas, 105 minutos antes del comienzo del partido-, donde se agitarán 68.000 banderas rojas y blancas, conmemorativas de la inauguración.

Entre los espectadores estará el Rey de España, Felipe VI, que presidirá el primer partido de la historia del nuevo estadio del Atlético de Madrid.

El nuevo coliseo rojiblanco estará lleno hasta la bandera, con sus 68.000 localidades ocupadas, que suponen un incremento de 14.000 respecto a la capacidad del antiguo Manzanares, lo que ha permitido aumentar el número de socios a los 54.000, prácticamente las mismas localidades que tenía el Calderón.

De esos asientos, el 96 por ciento están resguardados de la lluvia por la cubierta de 46.500 metros cuadrados izada por encima de las gradas, uno de los símbolos distintivos de la imagen del estadio.

La 'tapadera' de la olla a presión rojiblanca ha sido diseñada por la firma alemana Schalich Bergermann Partners y está formada por dos anillos de acero entre los cuales se tensan 96 paneles de una membrana de fibra de vidrio y teflón.

"Los estadios cubiertos son estadios en los que el ambiente se vive más, porque el sonido se refleja en la cubierta y vuelve a los espectadores y es como una cámara de resonancia. Más aún estas cubiertas de membrana tensada", explicó durante estos meses el arquitecto Antonio Cruz, responsable del estudio Cruz y Ortiz.

De la cubierta al césped, situado 15 metros bajo la cota cero del estadio y provisto por la empresa catalana RoyalVerd, responsable del césped de catorce de los veinte estadios de LaLiga Santander y que instaló el pasto -traído de una parcela cercana a Lisboa, Portugal- hace doce días.

Para facilitar el cuidado del terreno de juego, transportado en 440 rollos de césped de 15 metros de largo por 1,2 de ancho, con un peso de 1.500 kilogramos cada uno; el estadio cuenta con un sistema de calefacción que facilitará el crecimiento del pasto, complementado con lámparas de luminoterapia para emular la radiación solar, ya que se trata de un estadio cerrado.

Entre los aspectos que más impresionarán a los aficionados estará la iluminación del estadio, con un sistema provisto por la empresa Phillips Lighting que permitirá proyectar más de 16 millones de colores sobre la cubierta e iluminar el terreno de juego con 336 proyectores. El exterior también estará iluminado en función del partido o de lo que ocurra en el terreno de juego.

Otra de las empresas que se han vinculado al Atlético en su nueva 'casa' es la surcoreana LG, que ha provisto tres videomarcadores (dos en los fondos de 84 metros cuadrados y uno en el lateral este de 56), 900 pantallas y un anillo de pantallas o 'ribbon board' formado por más de 530 metros cuadrados de paneles LED.

La empresa Cellnex Telecom permitirá que los 68.000 espectadores del estadio tengan constantemente acceso a banda ancha móvil "real" en todo el edificio, gracias a una red multi-operador con 250 antenas que hará posible que todos los usuarios puedan utilizar sin cortapisas sus teléfonos inteligentes.

El Wanda Metropolitano está ubicado en una parcela de 88.150 metros cuadrados, que casi triplica la extensión de terreno con la que contaba el Calderón, y la inversión del club ha sido, según su consejero delegado Miguel Ángel Gil, de unos 300 millones de euros, 240 en la construcción y 60 en la parcela.