Diario Vasco

Girona, 16 sep (EFE).- En la víspera del partido entre el Girona y el Sevilla, el técnico rojiblanco se ha mostrado ambicioso con las posibilidades de su equipo: "Espero ganar. Es cierto que hay mucha exigencia, pero somos conscientes de que si competimos como sabemos tendremos muchas opciones de plantar cara. Tendremos que dar nuestro mejor nivel."

Respecto al rival de mañana, el técnico soriano, que ha reconocido que Carles Planas "será baja segura", ha destacado que el Sevilla es un equipo "sólido" que "tiene una calidad inmensa" y "un nivel individual que desequilibra, con y sin balón".

Además, Machín ha remarcado la competitividad del cuadro que dirige Eduardo Berizzo. "Son rivales que para nosotros son transatlánticos. Tienen una plantilla súper competitiva, con jugadores de máximo nivel. El Sevilla es un equipo muy agresivo, y es muy complicado que te dejen hacer tu fútbol. Será un partido interesante", ha dicho.

Por otra parte, el entrenador rojiblanco también ha subrayado el papel que está jugando la afición del Girona: "Están siendo el jugador número 12 que tanto necesitamos. El equipo se siente fuerte y arropado. Prometemos esfuerzo y lucha hasta el minuto 95".

Consciente de la importancia de hacerse fuertes en Montilivi, Machín ha insistido en la influencia que puede jugar la afición: "El objetivo pasa por los partidos de casa, más que nada porque es donde estamos acostumbrados a trabajar. Estamos demostrando que no solo el equipo es de Primera, también lo es la afición. Sabemos que aquí vamos a ser un equipo muy difícil de ganar, porque los hechos y los resultados así lo indican".