Diario Vasco

Valencia, 16 sep (EFE).- El técnico del Levante, Juan Ramón López Muñiz, ha asegurado hoy, tras el empate entre su equipo y el Valencia en el Ciutat de València, que el partido ha sido de "mucha pasión e intenso", pero a su vez "muy deportivo".

"Me quedo con la deportividad que se vio dentro del campo en un partido intenso y de pasión. Ha habido buen juego con los dos equipos trabajando muy duro. Era muy difícil enlazar pases en zonas peligrosas, y aunque el Valencia nos superó en algún momento lo equilibramos y empatamos", ha indicado.

Además, ha destacado el ritmo "frenético" de un partido en el que cree que los jugadores lo dieron todo. "Nos enfrentamos a un muy buen rival y dimos la talla. Se pudo desequilibrar el marcador hacia un lado u otro porque estuvo nivelado en ocasiones", ha apuntado.

Muñiz ha reconocido que el Valencia ha tenido más posesión de balón en algunos momentos posesión y ha logrado meter "muy atrás" al Levante en la primera parte. "Luego el partido se ha vuelto loco y ha podido más la pasión que la cabeza", ha comentado.

Sobre los problemas de sus atacantes para marcar goles, Muñiz ha dicho que "el club no maneja el dinero que otros clubes para comprar ese jugador que coge el balón y te resuelve el partido. Lo nuestro es más el juego colectivo y ahí debemos insistir".

Respecto a si se esperaba que el equipo acabase la sexta jornada invicto, ha manifestado que "esto es fútbol y lo que me produce es satisfacción por el trabajo del equipo y la competitividad mostrada ante equipos como Villarreal, Madrid o Valencia".