Diario Vasco

Madrid, 16 sep (EFE).- Referencia indiscutible de la defensa del Rhein-Neckar Löwen, sobre la actuación del pivote español Gedeón Guardiola descansarán gran parte de las opciones de victoria del conjunto alemán en el encuentro que le enfrentará este domingo (19:30) con el Barcelona Lassa, un duelo en el que como destacó, la clave estará en la actuación del portero barcelonista Gonzalo Pérez de Vargas.

"Si Gonzalo tiene el día, que es muy a menudo, la verdad es que el equipo contrario no puede hacer mucho", señaló Guardiola en una entrevista concedida a la Agencia EFE en la que el internacional español analizó las opciones del Rhein-Neckar en una competición, en la que a su juicio el campeón alemán parte en desventaja ante el potencial económico y deportivo de rivales como el París Saint-Germain, el Veszprem húngaro o el Barcelona.

Pregunta.- En los últimos años el Rhein-Neckar Löwen ha dado la sensación de que se ha centrado más en las competiciones nacionales que en las europeas. Tras ganar dos veces consecutivas la Bundesliga. ¿Este año el objetivo es la Liga de Campeones?

Respuesta.- Todo el mundo nos hace esa pregunta, pero lo cierto es que siempre hemos intentado hacer un gran papel en la Liga de Campeones, pero es complicado porque tenemos que competir con equipos como el París Saint-Germain, el Veszprem o el Barcelona que tienen presupuestos mayores y plantillas más competitivas.

Nosotros intentamos tener diez jugadores "top" y luego gente joven para reforzar la plantilla, por lo que si en los cruces nos tocan rivales como el París o el Veszprem o, como en este caso, el Barcelona en la fase de grupos, nos cuesta un poco.

P.- En ese sentido, ¿Qué cree que penaliza más a la hora de afrontar la Liga de Campeones, participar en una competición tan dura como la alemana o como ocurre en el caso del Barcelona, competir en una Liga en la que el equipo azulgrana es el claro dominador?

R.- Para mí penaliza más lo nuestro. Competir en una Liga como la alemana en la que en cada partido tienes que estar al 120 por cien, todo ese estrés que se genera, si no cuentas con dieciséis jugadores muy buenos, puede pasarte factura en la Liga de Campeones.

P.- Especialmente cuando el rival en la Liga de Campeones es un equipo como el Barcelona, uno de los máximos favoritos al título. ¿Qué destacaría del conjunto azulgrana?

R.- Sobre todo, a Gonzalo -Pérez de Vargas- que está a un gran nivel y cuando Gonzalo tiene el día, que es muy a menudo, la verdad es que el equipo contrario no puede hacer mucho. Luego tienen una defensa muy compacta, tienen un 6-0 muy bueno, y en ataque cuentan con cañoneros que son muy difíciles de parar, dirigidos por un gran Raúl Entrerríos, que es el que crea todo el juego.

P.- Resaltaba la capacidad de lanzamiento del Barcelona. ¿Tiene la sensación de que el Barcelona ha hecho una apuesta clara por un tipo de jugador más físico y lanzador?

R.- Sí, creo que sí. En los últimos años han llegado más lanzadores, gente como Jallouz o Andersson, que ahora está lesionado, que aportan mucho más lanzamiento exterior. Han fichado más a lanzadores que a jugones, aunque es verdad que la llegada este año de Dolenec, que es un poco más fintador, un jugador que penetra más, puede darles más juego.

P.- ¿Cuáles son las claves para tratar de frenar al Barcelona?

R.- Creo que hay que hacer una defensa muy cerrada, ser un bloque para que sus lanzadores no estén cómodos. Debemos estar muy rápidos de piernas y muy fuertes en el blocajes para ayudar a nuestro portero, porque si nuestra defensa y portero responden, tendremos más posibilidades de salir al contraataque y lograr goles fáciles.

P.- ¿Cómo ha afectado al equipo la marcha de un jugador clave en las últimas campañas como el sueco Kim Ekdahl Du Rietz?

R.- Kim no sólo lanzaba, sino que además defendía muy bien y ahí creo que tenemos un poco de desventaja con relación al año pasado, porque era un jugador muy fuerte en el uno contra uno y eso hacía que los que defendíamos a su alrededor estuviéramos muy cómodos. En ese sentido, su marcha nos afectado un poco, porque en ataque, hasta el momento, Mensah Larsen lo está supliendo muy bien.

P.- El pasado año el Rhein-Neckar sorprendió por los muchos minutos que atacó con siete jugadores. ¿El equipo va a seguir profundizando en esa apuesta esta temporada?

R.- Es verdad que jugamos mucho siete contra seis y esté año seguimos trabajando para profundizar más en este tipo de ataque, que no es fácil tampoco, porque el riesgo es muy grande. Es verdad que muchas veces nos ha dado frutos, pero otros días nos ha costado goles fáciles a puerta vacía, pero seguimos trabajando en ello, porque Niko -el técnico Nikolaj Jacobsen- confía en eso.