Diario Vasco

Sevilla, 16 sep (EFE).- El entrenador del Sevilla, el argentino Eduardo 'Toto' Berizzo, negó este sábado que el domingo en Gerona, donde su equipo juega el partido de la cuarta jornada de LaLiga Santander, "vaya a haber relajación tras un partido tan tenso" como el disputado el miércoles en Liverpool en la Liga de Campeones.

Berizzo, en una comparecencia de prensa en la ciudad deportiva sevillista tras el entrenamiento que dirigió antes del viaje, consideró que "la intensidad física no debe bajar".

El argentino argumentó que el conjunto catalán "tiene energía e ilusión" en su debut en Primera y resaltó que "en casa ha sumado puntos -Atlético de Madrid (2-2) y Málaga (1-0)-", de modo que espera que sus jugadores "demuestren lo buenos que son" ya que "en campos como éste se reconoce luego que uno ha ganado puntos".

El preparador sudamericano alberga "el deseo es seguir arriba" en la liga -actualmente siete puntos de nueve posibles- pero pide "controlar el juego" porque "sin el balón" el Sevilla sufre "un gran desgaste" y necesita "mucho despliegue físico".

Por ello anunció rotaciones en el equipo que se plasmarán en la titular de los laterales franceses Sebastien Corchia y Lionel Carole.

"Jesús Navas hizo un gran esfuerzo, lo estamos esforzando mucho y (Sergio) Escudero lo ha jugado todo. Carole y Corchia necesitan una oportunidad. Tenemos que demostrar la profundidad de banquillo. Hay que cuidar a todos y dar oportunidades a todos para que se muestre la valía de la plantilla", añadió Berizzo.

El entrenador sevillista cree que "el empate del miércoles" en Liverpool "ha sido valorado" por el esfuerzo efectuado, aunque también entiende "las críticas" al juego de su equipo porque "van con la profesión. La exigencia la conocía antes de venir, es algo que motiva y hace crecer", subrayó.