Diario Vasco

Viena, 15 sep (EFE).- El artista Ai Weiwei, icono de la disidencia en China, fue galardonado hoy en Estambul con el prestigioso premio de derechos humanos que lleva el nombre de Hrant Dink, un periodista turco armenio asesinado en 2007.

En la ceremonia de entrega, la Fundación Hrant Dink destacó el compromiso del artista chino de denunciar desigualdades sociales en todo el mundo con su trabajo artístico.

Ai Weiwei "continúa usando el arte contemporáneo como vehículo para la crítica cultural y política", destaca en un vídeo en su página web esa fundación al justificar la decisión del jurado de otorgar el noveno Premio Internacional Hrant Dink al artista chino.

El acto coincide con el cumpleaños del periodista abatido a tiros por un joven nacionalista turco en enero de 2007, y tiene lugar un día después de que en Estambul se inaugurara una exposición de Ai.

Dink, nacido en 1954, trabajaba a favor de la reconciliación entre turcos y armenios, por lo que eran criticado por extremistas de ambos lados.

Desde su muerte se premiaron a dos personas, una turca y la otra del exterior, que trabajan a favor de un mundo libre de discriminación, racismo y violencia.

La laureada turca este año es Eren Keskin, una prestigiosa abogada defensora de derechos humanos.

En el pasado, el premio fue otorgado, entre otros, al juez español Baltasar Garzón, a la periodista y activista mexicana Lydia Cacho o a Amira Hass, la única reportera israelí que informó directamente desde los territorios palestinos.

La Corte Europea de Derechos Humanos condenó a Turquía por no haber protegido mejor la vida de Dink y por no garantizar su libertad de expresión.