Diario Vasco

Estambul, 15 sep (EFE).- Ricky Rubio, base de la selección española, hizo balance de la derrota ante Eslovenia en semifinales y mostró el deseo de dar un adiós a Juan Carlos Navarro "como Dios manda, subido en el podio".

"Nos metieron triples increíbles, pero hay que reconocer que ellos fueron mejores, no hay que poner ninguna excusa y ahora debemos mirar al último partido que nos queda", dijo Ricky.

Luchar por la medalla de bronce, cuando el objetivo era la de oro, no será fácil.

"Sabemos que va a ser duro, pero tenemos que estar y vamos a estar al cien por cien. No vamos a menospreciar una medalla", afirmó.

Eslovenia jugó con muchos triples, algo que parece una tendencia.

"Jugaron muy bien y hay que aceptarlo. Jugaron de una forma bonita de ver y de jugar y fueron mejores. Está cambiando el baloncesto. Ya lo cambió en la NBA hace tres o cuatro años Stephen Curry. Por ahí va el éxito del baloncesto y uno se tiene que adaptar", indicó.

Los fallos cometidos están en la mente de todos los jugadores españoles.

"Ahora debe parar la cabeza de dar vueltas, tenemos una cita muy importante el domingo para ganar una medalla que nos la merecemos", apuntó.

"Cuando pierdes valoras mucho más todo lo que has conseguido. A veces uno se mal acostumbra y parece que llegar a una final es fácil y no lo es. Esta generación lleva diez años llegando a semifinales y es un hito. Muchas las hemos ganado algunas las hemos perdido, pero tenemos ser capaces de reponernos e ir a por todas", añadió.

La despedida del capitán debe ser desde el podio, a juicio de todos.

"Es lo que se merece. Es un jugador único, que no se va a volver a repetir y tenemos que darle el adiós como dios manda, subido en un podio", subrayó.

Eslovenia sigue en la cabeza del base.

"De las derrotas se aprende, tenemos que ser conscientes de que ellos salieron con más garra, no se tiene que esconder. Nosotros llevábamos muchas semifinales y teníamos la experiencia, que nos sirvió hasta la media parte porque a pesar de que ellos estaban muy acertados sólo íbamos cuatro abajo. En la segunda parte siguieron con el acierto y nosotros no supimos mejorar. Tenemos que ver donde fallamos y mejorar", finalizó Ricky Rubio.