Diario Vasco

Calma

Raimundo Díaz.

Madrid, 15 sep (EFECOM).- La bolsa española ha bajado hoy el 0,42 por ciento perjudicado por la caída de la mayoría de la banca y de los grandes valores, aunque ha conseguido cerrar por encima de 10.300 puntos.

En el retroceso del mercado nacional también ha influido alguno de los vencimientos de derivados financieros que se produjeron durante la sesión, así como la escasa pujanza del mercado neoyorquino, que sigue en máximos históricos (el índice S&P 500 se quedó a 75 centésimas de 2.500 puntos).

Esto sucedía después de que se publicara el descenso en agosto de la producción industrial estadounidense, el 0,9 por ciento, y de las ventas minoristas, el 0,2 por ciento, datos que propiciaron la moderada revalorización del euro hasta 1,195 dólares.

Estos condicionantes y otros bélicos, como la bomba en el metro de Londres o el misil norcoreano que sobrevoló Japón apenar alteraron la calma chicha que vivió el mercado durante la mayoría de la sesión, aunque en algún momento de los vencimientos de futuros y opciones llegó algo de oleaje y la bolsa consiguió escapar de las pérdidas que predominaron la mayoría de la sesión.

Con la prima de riesgo en 118 puntos básicos, el principal indicador del mercado nacional terminó la sesión con una caída de 43,7 puntos, el 0,42 por ciento, hasta 10.317,4 puntos. Después de tres semanas a la baja en esta sube el 1,85 por ciento, mientras que en el año todavía acumula un alza del 10,32 por ciento.

En europa destacó la caída del 1,1 por ciento de Londres, en tanto que Milán cedió el 0,23 por ciento; París el 0,22 por ciento y Fráncfort el 0,17 por ciento.