Diario Vasco

Rotterdam , 15 sep .- El español Fernando Alarza es cuarto en el Mundial de triatlón, que llegó a liderar este año tras la cuarta prueba, en Leeds (Inglaterra); y este sábado intentará entrar de nuevo en el podio en la Gran final del campeonato, que se disputará en Rotterdam.

En una entrevista con la Agencia EFE que tuvo lugar este viernes en la citada localidad holandesa, el olímpico talaverano, que el año pasado logró su primera victoria (en Ciudad del Cabo, Suráfrica) en una prueba del Mundial, que acabó tercero, explica cómo ve sus posibilidades con miras a volver a capturar una nueva medalla.

Pregunta: ¿Sigue enfadado por lo del circuito? ¿O se le pasó ya?

Respuesta: Hombre, enfadado, no. Al final el circuito es igual para todos, aunque es verdad que nos quejábamos un poco, porque ni mucho menos nos quejamos del circuito técnico, porque nos gustan los circuitos muy técnicos. Pero de técnico a peligroso hay un paso muy pequeño y era de lo que nos quejábamos.

Reivindicábamos que se tuviera en futuras ocasiones más en cuenta la seguridad del triatleta, que somos los que realmente nos jugamos el tipo en cada carrera.

P: ¿Qué tal llega? Las últimas carreras no le salieron tan bien como hubiese querido. ¿Está preparado?

R: Estoy preparado y motivado. La verdad es que cogí una racha de mala suerte, en la que al final, entre enfermedades, averías y caídas, parecía que se juntó todo en unas pocas carreras. Quizá hubiese sido factible haber mejorado la peor puntuación antes de venir a Rotterdam (para la general definitiva se suman los cinco mejores resultados del año al de la Gran Final), que era un noveno.

Eso puede que me lastre, con miras a la general final, pero aún así y dentro de la mala suerte que he tenido, la verdad es que llego en muy buen estado de forma, muy motivado; y con ganas de quitarme la 'espinita' de estas últimas carreras, así que saldré muy enchufado, aunque controlando esas ganas. A ver cómo se da todo.

P: ¿Qué cálculos se echa? Matemáticamente puede ser hasta campeón mundial, aunque también puede acabar sexto. ¿A qué aspira? ¿Se conforma con una medalla o quiere más?

R: Yo no me conformo nunca con nada. Mientras haya opciones matemáticas de luchar por el Mundial, ¿por qué no se va a luchar?. Pero realmente estaré muy atento a lo que hagan tanto (el surafricano) Richard (Murray, tercero en el campeonato, con 25 puntos más que él), como (el noruego Kristian) Blummenfelt (quinto, un punto por detrás). Que son con los que me estoy jugando el podio.

Si, ojalá, puedo tener controlado ese aspecto, intentaría luchar por un escalón más. Pero va a ser una Final en toda regla, en la que se puede tanto ganar un Mundial como quedarse uno fuera.

Pase lo que pase, si paso la meta y lo he dado todo, voy a estar contento con medalla o sin ella. Tanto si hago primero o segundo; o si acabó quinto. Al final, si acabo entre los cinco mejores del mundo, lo haría por tercer año seguido. Y eso es muy positivo con miras al futuro, la regularidad que estamos consiguiendo. Eso, tarde o temprano, nos dará mejores resultados.

P: Pero disputará una 'carrera a tres', ¿no?

R: Eso es. Me la juego con Richard y con Blummenfelt. Y es así. Una carrera a tres. Y quien gane, gana.

P: Y por arriba, ¿cómo lo ve? Parece que el título será cosa de sus compatriotas Javier Gómez Noya y Mario Mola (que lidera con 3.701 puntos, 340 más que el anterior, y al que le vale acabar quinto para revalidar título). ¿A quién ve ganador? ¿O se ve usted mismo como campeón?

R: Nunca se sabe. Cosas más raras se han visto, tanto en nuestro deporte como en otros. Y a veces, al final alguien que no era del todo favorito acaba dando la campanada. Yo realmente tengo mucha menos presión que el resto. Y eso podría jugar a mi favor.

La mala suerte que he tenido en las últimas carreras me hace pensar que poco más tengo que perder, ahora. Lo único que puedo hacer es ganar posiciones. Y eso me puede beneficiar.

Pero entre Mario y Javi no sabría con quien quedarme, porque siento gran debilidad por los dos. Son dos grandes compañeros.

Sí diría que Mario se merece el Mundial por las cuatro victorias que lleva este año. Y Javi se lo merece porque es el mejor de la historia. Bueno, tengo el corazón un poco dividido.

P: Lo que es cierto es que cada vez hay más gallos en el mismo corral. ¿Como conviven ustedes?

R: Se agradece que esto sea así, porque hace años era una especie de monopolio, entre comillas, entre los hermanos (ingleses Alistair y Jonathan) Brownlee y Javi.

Hoy en día, las Series Mundiales están mucho más abiertas; ya no ganar, sino incluso que los cinco o diez primeros cambian cada carrera; y eso es bueno para el espectáculo y beneficia al deporte, porque crea afición. No pasa siempre lo mismo en las carreras. Un día ganas y otro acabas el quince. El nivel que está adquiriendo el triatlón se está convirtiendo en un gran atractivo.