Diario Vasco

Teherán, 3 ago (EFE).- El líder supremo iraní, el ayatolá Alí Jameneí, ratificó hoy como presidente para un segundo mandato de cuatro años al clérigo moderado Hasan Rohaní, quien ganó las elecciones el pasado mayo.

En una ceremonia en el norte de Teherán, previa a la toma de posesión el próximo sábado, Jameneí validó la elección popular en la que Rohaní obtuvo más de 23 millones de votos, un 57 % del total.

El ayatolá le deseó "éxito" y le instó a centrar sus esfuerzos en establecer la justicia, ayudar a los desfavorecidos y seguir las enseñanzas islam y los valores de la Revolución Islámica, según el texto de ratificación leído por su jefe de oficina, Mohamad Mohamadi Golpayegani.

En ese texto, Jameneí también destacó que las elecciones presidenciales fueron "un gran paso en el camino de preservar la gloria del sistema de la República Islámica".

"La escena épica y entusiasta de las elecciones, la alta participación y el gran número de votos obtenidos por el presidente electo ponen de relieve el éxito del sistema islámico y el carácter popular de este sistema revolucionario", afirmó.

El clérigo moderado tomará posesión del cargo para un segundo mandato el próximo sábado, 5 de agosto, en un acto ante el Parlamento al que acudirán numerosas delegaciones extranjeras.

Al menos ocho presidentes estarán presentes en la ceremonia de investidura, así como ministros, presidentes del Parlamento y representantes de organizaciones internacionales, entre ellos la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Desde el sábado, decretado festivo en Irán, Rohaní dispondrá de dos semanas para formar un nuevo Gobierno, que será presentado ante el Parlamento.

Se espera que destacados ministros como el jefe de la diplomacia, Mohamad Yavad Zarif, sigan en su puesto y que en el Ejecutivo entren algunas mujeres.

Rohaní, presidente de Irán desde 2013, logró el pasado mayo un amplio apoyo popular para su reelección frente a la candidatura del clérigo conservador Ebrahim Raisí, que tuvo que conformarse con un 38,5 % de los votos.

El gran hito de su primer mandato fue la firma en julio de 2015 del acuerdo nuclear entre Irán y seis grandes potencias, que limita el programa atómico de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Los principales retos de Rohaní en su segundo periodo serán consolidar el aperturismo internacional de Irán y la llegada de inversión extranjera, así como garantizar más libertades a los ciudadanos.