Diario Vasco

Yakarta, 3 ago (EFE).- El Gobierno indonesio deportó hoy al menos a 143 chinos y taiwaneses a China continental tras ser acusados de fraude cibernético durante una investigación conjunta entre ambos países, informan fuentes oficiales.

Los detenidos fueron extraditados esta mañana en dos aviones financiados por Pekín con destino a Tianjín, en el noreste de China, confirmó a Efe Agung Sampurno, portavoz del departamento de Inmigración del ministerio de Justicia y Derechos Humanos.

El pasado 29 de julio, al menos 306 personas, entre ellas taiwaneses, chinos, indonesios y malasios, fueron detenidas en Yakarta y otras ciudades indonesias en relación a la presunta estafa.

Según la policía, los acusados utilizaban a expertos informáticos para recopilar información de políticos y altos oficiales chinos con procesos judiciales abiertos y se hacían pasar por miembros de las autoridades o el aparato judicial de ese país para solicitar dinero a cambio de resolver sus casos.

Se estima que la organización criminal que operaba en Indonesia estafó un total de 6 billones de rupias (450 millones de dólares o 380 millones de euros).

La extradición de ciudadanos taiwaneses a China continental por países terceros ha causado en los últimos años tensiones diplomáticas entre Pekín y Taipei, ya que este último no reconoce que China tenga jurisdicción para solicitarla.

Taiwán reclama su independencia, mientras China afirma tener soberanía sobre la isla pese a la escisión de facto de ambos territorios en 1949.

Indonesia no mantiene relaciones diplomáticas oficiales con Taiwán y la considera parte de China.