Diario Vasco

Beirut, 3 ago (EFE).- Un convoy con más de 7.000 miembros de la exfilial siria de Al Qaeda y civiles cruzó anoche desde el Líbano al territorio sirio, en virtud de un acuerdo entre los yihadistas y el grupo libanés Hizbulá, informaron hoy activistas y el grupo chií.

Los 113 autobuses atravesaron la frontera de la región de Arsal y llegaron al pueblo de Flita, en la región siria de Al Qalamún Occidental, acompañados de 17 ambulancias de la Cruz Roja que transportaban a los heridos del Organismo de Liberación del Levante, informó el Centro de Información de Guerra de Hizbulá.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos apuntó que la caravana de autobuses, acompañada por vehículos y ambulancias de la Media Luna Roja y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), llegó a primera hora de la mañana a la provincia central siria de Homs, tras cruzar anoche desde el Líbano a la zona de Al Qalamún Occidental.

Se espera que en las próximas horas el convoy llegue a la provincia septentrional de Idleb, tal y como han acordado las partes, destacó la fuente.

Hubo también otro grupo de autobuses que atravesó la frontera por otra parte, desde el paso de Al Masnaa, entre ambos Estados.

Las caravanas de autobuses se separaron y por un lado viajaron el grueso de los combatientes, que atravesaron por regiones fuera de control del ejército libanés, y por otro lado, con presencia castrense, cruzaron la mayoría de los civiles, según informaciones de Hizbulá.

El pasado 21 de julio, Hizbulá inició una ofensiva en la frontera contra el Organismo de Liberación del Levante, como se denomina la alianza de la exfilial siria de Al Qaeda.

Tras una semana de operaciones, la organización chií libanesa anunció un alto el fuego para entablar negociaciones, que se saldaron con un acuerdo para la salida de los radicales y sus parientes a Idleb, controlada casi totalmente por los yihadistas y otras facciones.