Diario Vasco

Tokio, 3 ago (EFE).- El primer ministro japonés, Shinzo Abe, realizó hoy una remodelación de su Gabinete en la que destacan los nuevos ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa y que no afecta al núcleo duro del Ejecutivo, anunció su portavoz.

En la cartera de Exteriores, el veterano político Taro Kono sucederá a Fumio Kishida, una de las figuras clave del Ejecutivo y visto como posible sucesor de Abe que ocupará a partir de ahora un cargo relevante en la directiva del gobernante Partido Liberal Demócrata (PLD), anunció en rueda de prensa el portavoz, Yoshihide Suga.

En Defensa, el también veterano Itsunori Onodera ocupará el cargo de Tomomi Inada, quien dimitió la semana pasada por la ocultación de datos sobre la misión de paz japonesa en Sudán del Sur, un caso que desgastó aún más la imagen del Ejecutivo tras varios escándalos de amiguismo que salpicaron a Abe.

En cambio, permanecen en el Ejecutivo el viceprimer ministro y titular de Finanzas, Taro Aso, como máximo responsable de las políticas económicas, así como Hiroshige Seko en la cartera de Economía, Comercio e Industria y el propio Suga como ministro portavoz.

Del total de 19 miembros del Gabinete, 13 tenían experiencia como ministros y 6 son debutantes, mientras que sólo hay dos mujeres al frente de ministerios: Seiko Noda en la cartera de Administración y Yoko Kamikawa en la de Justicia, una menos que en la anterior remodelación llevada a cabo por Abe justo hace un año.

Al anunciar esta semana la remodelación, el propio Abe reconoció que tiene como objetivo "recuperar la confianza de los ciudadanos", tras la sucesión de escándalos que han sacudido al Ejecutivo y empujado su popularidad hasta niveles mínimos, además de propiciar sonadas derrotas del PLD en dos elecciones regionales clave.

El respaldo popular al Ejecutivo ha caído unos 15 puntos hasta dejarlo en torno al 30 por ciento, según varias encuestas publicadas la semana pasada, que sitúan al primer ministro en su peor momento desde que llegó al poder a finales de 2012.