Diario Vasco

Madrid, 2 ago (EFE).- El número de personas en paro registradas en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) descendió en 26.887 en julio en relación con el mes anterior, con lo que la cifra de desempleados inscritos se situó en 3.335.924, el nivel más bajo de los últimos ocho años.

De acuerdo con los datos publicados hoy por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en el último año el paro registrado se ha reducido en 347.137 personas, lo que se traduce en un "alto ritmo anual de reducción", del 9,4 %.

Sin embargo, en términos desestacionalizados el paro subió en 11.771 personas en julio, según Empleo.

El desempleo masculino descendió un 1,13 % (16.096 personas), hasta situarse en 1,4 millones de inscritos, mientras el femenino bajó un 0,56 % (10.791 personas), hasta 1,93 millones.

Esta reducción se suma a la acumulada en los últimos meses, de manera que desde julio de 2016 el paro masculino ha descendido en 209.083 personas, un 12,93 %, y el femenino, en 138.054, un 6,68 %.

Por sectores económicos, el paro registrado aumentó en el último mes en la agricultura en (708 personas, un 0,42 % más), mientras que descendió en los servicios (17.656 personas, un 0,78 % menos), la industria (5.257 personas, un 1,72 % menos), construcción (4.143 personas, un 1,3 % menos) y en el colectivo de sin empleo anterior (539 personas, un 0,18 % menos).

El desempleo entre los jóvenes menores de 25 años se incrementó en 2.283 personas, un 0,91 %, con respecto a junio, al contrario que el grupo de 25 años y más, donde bajó en 29.170 personas, un 0,94 %.

El paro registrado bajó en doce comunidades autónomas, en cabezadas por Galicia, donde se redujo en 7.794 personas, Andalucía (4.245) y Cataluña (4.075).

En cambio, subió en cinco regiones, de manera destacada en Extremadura (744 personas) y Aragón (717).

De acuerdo a los datos de Empleo, en julio se registraron 1,9 millones de contratos, 112.368 más que en el mismo mes de 2016, lo que se traduce en un repunte del 6,19 %.

De estos contratos, 151.998 fueron de carácter indefinido (un 7,88 % del total), un 10,6 % más que en julio de 2016.

La contratación acumulada en los siete primeros meses de 2017 asciende a 12,45 millones, lo que supone un repunte del 10,25 % en términos interanuales, de los que 1,1 millones fueron indefinidos (664.183 de ellos a tiempo completo).

Entre los extranjeros, el paro descendió en 7.576 personas en julio, hasta los 386.552 desempleados, de los que 142.031 procedían de países comunitarios y 244.521, de fuera de la Unión Europea.