Diario Vasco

París, 1 ago (EFECOM).- La compañía ferroviaria francesa SNCF anunció hoy que aunque ha localizado el origen de la avería que ha alterado el tráfico desde el domingo por la mañana, su reparación obliga a mantener anulados hoy uno de cada cuatro trenes de alta velocidad (TGV).

El problema estaba ubicado en el puesto de señalización de Vanves-Malakoff, cerca de la capital francesa, y se debió a un fallo de aislamiento en una instalación eléctrica.

Medio centenar de técnicos e ingenieros, divididos en tres equipos, trabajaron durante la pasada noche para inspeccionar "miles de cables".

La SNCF avanzó en su comunicado que serán necesarias comprobaciones suplementarias esta próxima noche para permitir la vuelta a una circulación normal.

Aunque solo funcionan ahora tres de cada cuatro TGV, no se esperan problemas para los trenes regionales (TER), los Transilien, que unen la periferia parisina, ni los Intercité, entre algunas de las principales ciudades.