Diario Vasco

Varsovia, 03 ago (EFE).- El presidente del Consejo Europeo, el ex primer ministro polaco Donald Tusk, comparece hoy como testigo ante la fiscalía en la investigación reabierta sobre el accidente del avión presidencial en el que murieron los 96 ocupantes del aparato, incluido el entonces presidente del país, en Smolensk (Rusia).

Tusk acudió a la sede de la Fiscalía general polaca, donde fue recibido por un grupo de simpatizantes con banderas de la UE.

El abogado de Tusk en Polonia, Roman Giertych, aseguró en declaraciones a medios locales que la citación de su cliente responde a "motivaciones políticas".

Tusk ya había sido llamado por la fiscalía el pasado 5 de julio, aunque por motivos de agenda no le fue posible testificar.

La nueva comparecencia se produce en el marco de las anteriores, con el objetivo de determinar si existió negligencia por parte del Ejecutivo polaco en la gestión ante las autoridades rusas de las autopsias de los 96 muertos en el siniestro de Smolensk.

Tusk fue primer ministro de Polonia entre 2007 y 2014, durante los gobiernos del partido liberal de centro-derecha Plataforma Ciudadana, antes de trasladarse a Bruselas para ocupar la presidencia del Consejo Europeo.

Desde el partido que gobierna Polonia desde 2015, la fuerza nacionalista Ley y Justicia, se ha asegurado en numerosas ocasiones que durante su etapa como primer ministro, Tusk no hizo lo posible para investigar las verdaderas causas del accidente del avión presidencial polaco en Smolensk.

De hecho, el Ejecutivo polaco cree que las autopsias realizadas por los expertos rusos no fueron correctas, lo que ha llevado a exhumar los restos de los fallecidos para realizar nuevos análisis.

El avión presidencial con el entonces jefe de Estado Lech Kaczynski -hermano del actual líder del partido Ley y Justicia, Jaroslaw Kaczynski- y 95 representantes de la elite política, militar y eclesiástica de Polonia se estrelló al tratar de aterrizar en el aeropuerto ruso de Smolensk y murieron todos los ocupantes.