Diario Vasco

Barcelona, 3 ago (EFECOM).- El economista Ángel de la Fuente, uno de los veinte expertos designados por el Gobierno y las comunidades para revisar el actual modelo de financiación autonómica, considera que el nuevo sistema debe ser más claro, equitativo y eficiente y espera que ayude "un poquito" a encontrar una solución con Cataluña.

Durante seis meses, este comité de 'sabios' ha trabajado intensamente para elaborar un informe sobre la reforma del sistema de financiación que ha de servir de base para la negociación política que ha de arrancar próximamente para intentar acordar un nuevo modelo que contente a todas las CCAA.

De la Fuente, que es director de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) y fue uno de los autores de las últimas balanzas fiscales, reconoce en una entrevista con Efe que no ha sido una tarea fácil, ya que cada experto -demasiados, en su opinión- representaba a una administración y defendía unos intereses concretos.

Pese a todo, De la Fuente considera que el informe resultante ofrece las líneas maestras de una reforma que "mejoraría mucho" el sistema vigente, aportando soluciones a los actuales problemas de equidad y eficiencia y dejando en manos de la negociación política algunas cuestiones que sólo se pueden resolver por esa vía.

Este es el caso, por ejemplo, de la fijación del grado de nivelación del modelo, es decir, cómo se han de redistribuir los recursos entre territorios con diferentes niveles de renta para igualar su capacidad de prestación de servicios.

El sistema actual, explica De la Fuente, contempla un reparto "muy desigual y aleatorio", de manera que hay unas comunidades que salen muy bien paradas y otras que no.

El comité de expertos propone un sistema más sencillo y más lógico que el actual, con reglas claras y un reparto más equitativo e igualitario.

El texto acordado por los expertos plantea, en este sentido, la desaparición gradual de la cláusula de statu quo, que tiende a congelar un reparto de la financiación "muy cuestionable".

También defiende simplificar los fondos existentes, de manera que se mantendría el Fondo de Garantía y se sustituirían los otros tres por un solo fondo de nivelación vertical que reduciría las diferencias de financiación.

El informe apuesta asimismo por dar a las comunidades más autonomía sobre sus ingresos, pero asumiendo el coste político de las decisiones que adopten.

"Se trata de darles una mayor autonomía fiscal a cambio de una mayor responsabilidad", señala De la Fuente.

Los 'sabios' tienen en cuenta que el IVA y los impuestos especiales son dos de los grandes tributos sobre los que las comunidades no tienen control. En este caso, la solución que ofrecen es que los Gobiernos autonómicos planteen subidas de estos impuestos de manera colegiada, con un acuerdo mayoritario, de manera que se mantendrían los tipos uniformes que exige la UE en un Estado.

"No es una solución perfecta, pero es la menos mala", apunta Ángel de la Fuente.

El documento, además, incorpora por primera vez dos reivindicaciones de Cataluña respecto a la financiación, como es el respeto del llamado principio de ordinalidad, que viene a decir que los mecanismos de nivelación del sistema no deben alterar la ordenación de las CCAA en términos de recursos por habitante, y la incorporación de los niveles de precios al cálculo de las necesidades de gasto.

El comité de expertos entregó la pasada semana su informe al Gobierno, que ahora tiene la ardua tarea de iniciar las negociaciones con las comunidades para intentar pactar en los próximos meses un nuevo sistema de financiación.