Diario Vasco

Madrid, 3 ago (EFE).- Un estudio realizado por ginecólogos del Hospital La Paz de Madrid ofrece un futuro alentador a las mujeres que desean ser madres y que tienen determinados problemas de esterilidad ya que ha permitido constatar que la implantación de un dispositivo (un muelle expansible) les puede ayudar al embarazo.

Los datos del estudio figuran en la tesis doctoral de la ginecóloga del Hospital La Paz Patricia Silva Zaragüeta realizada en la Universidad Autónoma de Madrid y dirigida por el catedrático y jefe del Servicio de Obstetricia y Ginecología José Luis Bartha y la doctora Alicia Hernández, ginecóloga del mismo centro hospitalario.

El estudio intenta familiarizar sobre esta técnica como estrategia terapéutica menos invasiva, que ofrece prometedores resultados reproductivos, obtenidos mediante fecundación in vitro tras la colocación del muelle.

En concreto, esta técnica se ha realizado en mujeres que presentan esterilidad derivada de hidrosalpinx, una alteración de las trompas de Falopio que produce su dilatación por acumulación de líquido en su interior.

Este líquido es tóxico y dificulta la implantación del embrión. Es una de las formas clínicas más severas como causa de esterilidad femenina y afecta a entre el 10 y el 30 % de los casos.

Al colocar el implante en la trompa, ésta se obstruye y así se evita que el líquido acumulado pueda perjudicar al embrión. En el 33 % de los casos que han seguido esta técnica en La Paz, la paciente también tenía una endometriosis.

Se denomina Essure y se coloca en la consulta a través de una histeroscopia, un procedimiento "indoloro, seguro y rápido para las pacientes", según el estudio.

Se trata de un muelle expansible de 40 milímetros de longitud y 0,8 milímetros de diámetro plegado y 2 desplegado.

A nivel mundial más de 750.000 pacientes lo llevan implantado como método definitivo de anticoncepción, ya que su eficacia alcanza el 99,7 %.

El muelle se coloca mediante una sencilla intervención en las trompas de Falopio de manera que produce una inflamación del tejido que lo va rodeando hasta que la trompa se obstruye e impide el paso de los espermatozoides.

Tras la obstrucción de la trompa con el muelle, se procede a practicar a la mujer el tratamiento de reproducción asistida para conseguir el embarazo.

Según los autores del estudio, se trata de una alternativa no quirúrgica y más económica que la ligadura de trompas.

La efectividad del dispositivo se ha analizado en 72 mujeres de entre 25 y 40 años, a las que se implantó el muelle entre julio de 2009 y diciembre de 2014 en el hospital. Después, se las sometió a una fecundación in vitro.

Con esta técnica previa se ha conseguido una tasa de recién nacidos del 21 %. La tasa mundial es de un 20,5 %, ya que nacen 350.000 al año tras hacerse 1,5 millones de técnicas de reproducción.

La técnica supone un ahorro económico de en torno al 22 % respecto a las técnicas quirúrgicas convencionales, según el estudio.