Diario Vasco

Bangkok, 3 ago (EFE).- La compañía estadounidense Ocean Infinity, especializada en la exploración del fondo marino, se ha ofrecido a continuar gratuitamente la búsqueda del avión de Malaysia Airlines, desaparecido en 2014 con 239 personas a bordo.

Mark Antelme, en calidad de portavoz de Ocean Infinity, confirmó hoy a Efe en un correo electrónico que la compañía solo cobraría "en base al éxito" de la operación y evitó precisar más detalles de las condiciones de la oferta.

El Boeing 777 de la compañía malasia desapareció de los radares el 8 de marzo de 2014, unos 40 minutos más tarde de despegar de Kuala Lumpur con destino a Pekín.

Según la investigación oficial, alguien apagó los sistemas de comunicación y viró el aparato en una acción deliberada hacía el océano Índico.

Las autoridades de Malasia, Australia y China dieron por concluida en enero la búsqueda sobre el terreno tras completar sin éxito el rastreo de unos 120.000 kilómetros cuadrados determinados por los expertos, en un operativo que costó 135 millones de dólares.

El pasado julio, investigadores australianos de la agencia gubernamental CSIRO acotaron con mayor precisión el lugar donde pudo estrellarse la aeronave hasta los 25.000 kilómetros cuadrados.

Los expertos estudiaron en el laboratorio varios factores como el rumbo del avión, cantidad de combustible y un modelo de las corrientes marinas de la región, para determinar que el accidente pudo tener lugar cerca del grado 35 sur del llamado "séptimo arco", la zona del Índico donde se llevó a cabo la búsqueda.

Si bien el portavoz de Ocean Inficiny no confirmó que vayan a reanudar el rastreo en esta región, el grupo "Voice370", formado por familiares de los desaparecidos, apunta hacia esta hipótesis.

"A causa del estrechamiento de la zona de búsqueda y la voluntad de una parte de buscar (con un coste gratuito), la falta comunicación de los gobiernos involucrados es desastrosa para la agonía de los miembros de las familias", publicó el lunes en un comunicado el grupo de damnificados.

Según el escrito de "Voice370", las autoridades estudian la propuesta de la compañía norteamericana.

Ocean Infinity afirma contar una flota comercial con la tecnología más avanzada del mundo para explorar el fondo marino y realizar un mapeo preciso hasta los 6.000 metros de profundidad con hasta seis vehículos autónomos

Hasta el momento se han recuperado piezas del avión malasio en playas de la isla francesa de Reunion, Mozambique, Mauricio, Sudáfrica y Zanzíbar, que fueron arrastradas por las corrientes del Índico, lo que concuerda con la hipótesis oficial del siniestro.