Diario Vasco

Beirut, 2 ago (EFE).- Combatientes del Frente de la Conquista del Levante, exfilial de Al Qaeda en Siria, mataron hoy a un pasajero de un autobús durante su evacuación desde la región de Arsal (Líbano) a Idleb (Siria), en el marco de un acuerdo alcanzado con el grupo chií Hizbulá, dijo a Efe una fuente militar.

La Agencia Nacional de Noticias (ANN) aseguró que los yihadistas obligaron al pasajero, que también pertenecía al grupo extremista, a bajar del vehículo, que ya no se encontraba en territorio libanés, y le dispararon delante los otros combatientes y sus familias.

La fuente militar aseguró que esto fue "una venganza" por parte de los radicales.

Por su lado, la televisión Al Manar, portavoz del grupo chií, dijo que el incidente se produjo durante un altercado en el interior del autobús.

Entretanto, el "Centro de Información de Guerra", portavoz del grupo chií, informó de que el convoy con los combatientes del grupo yihadista salieron del territorio libanés con la cara cubierta, en el marco del acuerdo del cese de hostilidades en la región, objetivo de una ofensiva de Hizbulá para expulsar a los "terroristas".

El convoy de autobuses transportó a 7.777 personas, divididas en dos grupos.

El primero, que pasó por zonas controladas por el Ejército, está integrado por 116 yihadistas y 6.101 civiles, mientras que el segundo, que cruzó por otras zonas fuera del control del Ejército, comprende a 1.000 combatientes y 560 civiles.

Un grupo de ambulancias de la Cruz Roja Libanesa y miembros de la Seguridad Nacional escoltaron al convoy de los yihadistas del antiguo Frente al Nusra en el Líbano, en cuyo territorio izaron centenares de banderas libanesas y de Hizbulá.

El pasado jueves, Hizbulá anunció un alto el fuego en la zona y desde entonces se entablaron negociaciones para evacuar a los combatientes radicales y sus familias hacia la región siria de Idleb, que está controlada en su mayor parte por facciones islámicas.