Diario Vasco

Kabul, 2 ago (EFE).- La organización Comité Sueco para Afganistán (CSA) anunció hoy la reapertura de una veintena de sus clínicas en la provincia oriental de Laghman, clausuradas hace una semana debido a amenazas de los talibanes, y la creación de otras ocho en esta zona tras el cese de las intimidaciones.

"Ahora podemos cumplir de nuevo nuestra misión", indicó la directora de CSA en el país, Madeleine Jufors, al detallar que la organización también reabrirá su oficina de gestión en esta provincia, además de la veintena de centros médicos.

CSA anunció la semana pasada el cierre de 20 de sus 54 clínicas en Laghman, donde atiende a unas 460.000 personas, debido a las amenazas de los talibanes, que demandaban cambios en la ubicación y alcance de los centros médicos en esta zona.

Estas amenazas de los insurgentes, mantuvo la ONG en su comunicado, se han detenido gracias al diálogo entre miembros de la comunidad y al compromiso de la organización en prestar servicio médico a civiles y combatientes.

CSA lleva 35 años trabajando en Afganistán, donde unos 70.000 niños acuden a escuelas manejadas por la ONG y dos millones de pacientes son tratados en sus clínicas cada año.

En 2016 una de sus clínicas en la provincia de Maidan Wardak (centro), la otra en la que está activa además de Laghman, fue escenario de una operación militar de las fuerzas afganas durante la que murieron tres presuntos talibanes.

En febrero pasado, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) suspendió temporalmente sus operaciones en Afganistán tras el asesinato de seis de sus trabajadores y la desaparición de otros dos en el norte del país.