Diario Vasco

Caracas, 2 ago (EFE).- El Parlamento venezolano, de mayoría opositora, aprobó hoy solicitar a la empresa Smartmatic una auditoría de los resultados de las elecciones a la Asamblea Nacional Consituyente comicios cuya "manipulación" fue denunciada por esta compañía, encargada del recuento de votos.

"Aprobada por unanimidad la solicitud de investigación penal del Ministerio Público y a Smartmatic de una auditoría del fraude en la pasada elección de Asamblea Nacional Constituyente", anunció en su cuenta de Twitter la Cámara, que ha creado una comisión para investigar lo ocurrido.

El Parlamento decidió también pedir a la Fiscalía de ese país caribeño una investigación penal sobre lo ocurrido para establecer las supuestas responsabilidades de la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) y de todas las autoridades implicadas.

El consejero delegado de Smartmatic, Antonio Múgica, denunció hoy que hubo "manipulación" del dato de participación en las elecciones a la Asamblea Nacional Constituyente, celebradas el domingo.

Múgica hizo esas declaraciones en una rueda de prensa ofrecida en Londres, después de que las autoridades electorales cifraran el número de votantes en 8,1 millones de personas, el 41,43 % del padrón electoral.

Smartmatic explicó hoy que gracias a la existencia de un "robusto sistema automatizado de votación" puede saberse que "sin lugar a dudas, en las pasadas elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, hubo manipulación del dato de participación".

La oposición venezolana no participó en el proceso al no haber sido sometido previamente a un referendo de aprobación y considerarlo un intento del presidente Nicolás Maduro de "consolidar la dictadura" que a su juicio ya existe de facto en el país petrolero.

Según han anunciado medios estatales, los más de 500 miembros electos de la Asamblea Nacional Constituyente tomarán posesión el jueves en el recinto que ahora ocupa el Parlamento, que según dirigentes oficialistas podría ser disuelto y sustituido por la asamblea recién elegida, que tendrá poderes plenos para reordenar el Estado.

También para mañana, la oposición ha convocado una movilización ciudadana contra la Constituyente, que no será reconocida por el Parlamento ni por países como Estados Unidos, España, Colombia, México o la Unión Europea y sí tiene el aval de naciones como Cuba, Rusia, Bolivia y Nicaragua.