Diario Vasco

Madrid, 2 ago (EFE).- La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha asumido hoy la posibilidad de que el 1 de octubre se instalen urnas en Cataluña, pero ha advertido a quienes participen de que no será una consulta con garantías democráticas, sino un "puro y simple recuento sin ningún valor jurídico".

Narbona ha pedido en la Ser a los catalanes que no legitimen con su participación un "simulacro" de referéndum que solo va a generar frustraciones, porque, aunque acudan a votar, su valor siempre será nulo.

Ha dirigido especialmente esta petición a Podemos y Cataluña Sí Que Es Pot, al tiempo que ha llamado a la mesura y proporcionalidad al Gobierno.

Según ha recalcado, el referéndum debería evitarse con la máxima prudencia, pero sin dejar de iniciar ese camino que "Rajoy no ha querido de momento emprender de iniciativas de carácter político".

"La ley sin política no va a resolver el problema que se ha generado en Cataluña", ha afirmado la dirigente socialista.

En este sentido, ha reiterado la necesidad de acometer una reforma constitucional, una tarea "muy difícil" que el PSOE pretende poner en marcha en septiembre en el parlamento.

Junto a esa reforma, ha subrayado que "hay además muchas cosas que hacer en el diálogo con Cataluña" para precisar después que no se trata de convencer a los independentistas, porque "seguramente no están dispuestos a escuchar ningún tipo de argumento".

Ha defendido que la mayoría de los catalanes no quieren independencias, pero sí tener una relación más satisfactoria con el resto de España, y ha subrayado que "es a esa población catalana, catalanista" a la que se dirige su partido.