Diario Vasco

La Paz, 2 ago (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, pidió hoy a su homólogo estadounidense, Donald Trump, que cierre la prisión de Guantánamo, ubicada en la isla de Cuba, y deje de "entrometerse" en asuntos internos de otros países.

"En vez de entrometerse en asuntos internos de otros países, cierre el centro de detención y torturas de Guantánamo", escribió Morales en su cuenta de Twitter, en alusión a las críticas y sanciones de la Casa Blanca al Gobierno de Nicolás Maduro.

En un acto posterior con indígenas y campesinos en el sureste de Bolivia, el gobernante boliviano volvió a hablar sobre la situación en Venezuela e indicó que "felizmente muy pocos gobiernos" dejaron de reconocer la Asamblea Constituyente promovida por Maduro.

Aunque no mencionó sus nombres, Morales también pareció aludir al reingreso en prisión de los opositores venezolanos Leopoldo López y Antonio Ledezma.

"Si se trata de liberar a los detenidos, ¿por qué el presidente Trump no expulsa a los delincuentes, a los genocidas que se escapan a Estados Unidos?", afirmó el mandatario, que es aliado de Maduro.

"Si el presidente de Estados Unidos quiere pedir liberación en cualquier país del mundo a los políticos delincuentes encarcelados, primero que demuestre y expulse a tantos delincuentes que se escapan a Estados Unidos, no solamente de Bolivia sino de otros continentes", agregó.

Países de la región como Brasil o Argentina, Estados Unidos, la Unión Europea y la ONU han condenado la vuelta a la cárcel de los opositores que se debió a que supuestamente "planeaban fugarse", según argumentó el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela.

Esta preocupación de gobiernos y líderes internacionales se suma al rechazo ya expresado por la elección de la Asamblea Constituyente, convocada por Maduro, que no fue consultada previamente a los venezolanos y en la que la oposición no participó, por considerarla "ilegal".