Diario Vasco

Moscú, 2 ago (EFE).- Moldavia declaró hoy persona non grata al viceprimer ministro ruso, Dmitri Rogozin, por ofender en público al Gobierno moldavo después de que Rumanía prohibiera entrar en su espacio aéreo al avión en el que volaba el político ruso rumbo a la capital moldava, Chisinau.

El Ministerio de Exteriores moldavo informó de su decisión al embajador ruso en Chisinau y la argumentó con una entrevista de Rogozin emitida recientemente por la televisión estatal rusa, en la que el número dos del Gobierno ruso "ofendió a Moldavia y a su pueblo", según el comunicado de la cancillería.

"Dmitri Rogozin se permite hacer en público declaraciones ofensivas hacia la República de Moldavia, su pueblo y la dirección del país", explicó, al justificar la medida el ministro de Exteriores moldavo, Andrei Galbur.

Esas declaraciones, señala el comunicado de Exteriores, "no son otra cosa que una burda injerencia en los asuntos internos de nuestro Estado".

"Dado que las declaraciones públicas de Dmitri Rogozin dañan la imagen y la autoridad de la República de Moldavia, ha sido declarado persona non grata, y se le prohíbe entrar o transitar a través del territorio de Moldavia", concluye la nota.

Rumanía, vecina y estrecha aliada de Moldavia, prohibió el pasado viernes entrar en su espacio aéreo a un vuelo de la compañía aérea rusa S7 que cubría la ruta entre Moscú y Chisinau con 165 pasajeros a bordo porque en él viajaba Rogozin, incluido en la lista de ciudadanos rusos sancionados por la UE.

En una entrevista a la televisión moldava NTV, el viceprimer ministro ruso acusó al primer ministro de Moldavia, Vadim Plajotniuk, de estar detrás de esa decisión de Bucarest.

Rogozin se dirigía a Moldavia para reunirse con el presidente de ese país, Ígor Dodon, y para participar en los actos que conmemoran el 25 aniversario de la misión de paz rusa en Cisdniester, una región que en 1990 autoproclamó su independencia de Moldavia, dando origen a una guerra en la que contó con la ayuda de Rusia.