Diario Vasco

Bangkok, 2 ago (EFE).- El Gobierno de Malasia identificó hoy a 16 nacionales que combaten bajo la bandera del Estado Islámico (EI) contra el Ejército de Filipinas en la ciudad de Marawi, en el sur del archipiélago filipino, donde ya han muerto al menos 630 personas.

"Tenemos los nombres y las fotografías de las personas que están cooperando" con los yihadistas del grupo Maute, afín al EI, aseveró el ministro Shahidan Kassim durante una sesión en el Parlamento.

El político calificó de "traidores" a los extremistas y pidió reforzar la seguridad en el estado de Sabah, cuya punta oriental se encuentra a menos de 20 kilómetros de las primeras islas de la región filipina de Mindanao.

"Estamos considerando la posibilidad de que ellos intenten regresar al país", declaró el ministro, según recoge el diario "The Star".

La crisis de Marawi comenzó el 23 de mayo, cuando el grupo Maute y yihadistas locales y extranjeros se levantaron en armas en esta ciudad de la isla de Mindanao, exhibiendo banderas negras del EI e incendiando la comisaría, un colegio, una cárcel y una iglesia.

Desde que los combates se iniciaran han muerto al menos 471 rebeldes, 114 soldados y 45 civiles, según los datos del Ejército.

Más de 260.000 habitantes de Marawi y alrededores han huido o han sido evacuados a centros improvisados en las localidades cercanas de Iligan y Cagayan de Oro.

La rebelión llevó al presidente filipino, Rodrigo Duterte, a declarar la ley marcial en toda la isla de Mindanao, donde viven unos 20 millones de personas, que recientemente fue ampliada hasta el 31 de diciembre.

Los yihadistas se han hecho fuertes en varios barrios del centro de la urbe, donde resisten a los ataques aéreos y la ofensiva terrestre del Ejército.