Diario Vasco

Alcañices (Zamora), 2 ago (EFECOM).- El coordinador general del Partido Popular, Fernando Martínez-Maillo, ha achacado hoy el cierre definitivo de la central nuclear de Garoña, en Burgos, a la situación política y ha asegurado que el Gobierno de España habría preferido tomar una decisión distinta a la del cierre.

"Al Gobierno, evidentemente, le hubiera gustado tomar otra decisión, pero en la situación política que vivimos actualmente no existía el consenso político necesario", ha declarado Martínez-Maillo a preguntas de los periodistas tras una reunión que ha mantenido hoy con alcaldes de la comarca zamorana de Aliste.

Martínez-Maillo ha recordado que no sólo no existía ese consenso sino que incluso había proposiciones apoyadas por todas las formaciones políticas en contra de la reapertura de Garoña y además la empresa propietaria de la central tampoco tenía "la opinión clara de seguir" con la instalación en marcha.

Por todo ello, según ha asegurado el coordinador general del PP, la "única decisión" que podía adoptar el Gobierno era el cierre definitivo.

Aún así, ha aclarado que eso no significa que el Gobierno no siga apostando por la energía nuclear, ya que existen otras centrales nucleares en España.