Diario Vasco

Barcelona, 2 ago (EFE).- La inmobiliaria catalana GuinotPrunera ha cerrado en el primer semestre del año más de un centenar de operaciones de compraventa de viviendas, un 70 % más que en el mismo período de 2016, por un importe de casi 30 millones de euros.

La mayor parte de estas operaciones se han concentrado en la obra nueva en la ciudad de Barcelona, según ha informado la compañía, que es la segunda más antigua de Barcelona -fue fundada en 1905- y cuenta con sedes en la capital catalana, Molins de Rei, Sant Feliu de Llobregat y Girona.

En concreto, las operaciones efectuadas en Barcelona han supuesto el 62 % del volumen intermediado total, mientras que en el Baix Llobregat ha sido del 22 % y en Girona del 16 %.

El segmento de la compraventa de vivienda de obra nueva ha experimentado un gran impulso este semestre, hasta el punto de que el 45 % del total de operaciones realizadas por GuinotPrunera corresponden a inmuebles de nueva construcción.

El consejero delegado de la inmobiliaria, Jordi Tomàs, ha destacado que la compraventa de vivienda se ha activado mucho en la ciudad de Barcelona y en la primera corona del área metropolitana, al igual que en las zonas costeras.

En cuanto al alquiler, el número de contratos firmados hasta junio ha aumentado un 30 %, con más de 500.

En la ciudad de Barcelona, el precio medio de los pisos alquilados por esta empresa se ha situado en los 1.000 euros, mientras que en el Baix Llobregat ha alcanzado los 800 y en Girona los 600.