Diario Vasco

Berlín, 2 ago (EFECOM).- El Gobierno alemán y la industria automovilística alemana alcanzaron hoy a un acuerdo con el que procurarán recuperar la confianza de los ciudadanos en el sector, afectada por los escándalos de manipulación de datos de emisiones por parte de varios fabricantes.

El acuerdo -logrado en una reunión de Alto nivel que ha sido denominada como la cumbre del diesel- entre representantes del Gobierno y de empresas automovilísticas, en Berlín, contempla que cerca de cinco millones de coches alemanes con motor de gasóleo reciban un nuevo software para reducir emisiones.

"Los resultados todavía no son suficientes pero es un primer paso importante porque reduce las emisiones", dijo la ministra de Medioambiente, Barbara Hendrick.

Tanto Hendricks como su colega de transporte, Alexander Dobrindt, expresaron su esperanza de que la reunión de hoy haya sido el comienzo de una nueva cultura de la responsabilidad en la industria automovilística.

Hendricks celebró, por otra parte, que haya quedado descartada la idea de que las mejoras debían ser financiadas por el Estado.

"Quien crea en la economía de mercado no puede usar dinero de los contribuyentes para compensar fallos empresariales", dijo.

Según Dobrindt, la reunión tenía como objetivos recuperar la confianza en el sector, lograr una reducción de las emisiones y tomar medidas que eviten posibles prohibiciones de circular en las ciudades.

"Las prohibiciones sólo se pueden evitar con una clara reducción de las emisiones", dijo el ministro.

Los vehículos que serán sometidos a cambios en el software son de las clases Euro5 y Euro 6. El objetivo es lograr una reducción de las emisiones de óxido de nitrógeno de entre el 25 y el 30 por ciento.

Según la Asociación de la Industria Automovilística Alemana (VDA), con esa medida, se logra una reducción de emisiones igual a la que se conseguiría con limitaciones a la circulación de vehículos con motor diesel.

Las mejoras serán ofrecidas por BMW, Daimler, Opel y Volkswagen, y no tendrán coste para los usuarios y, además, según la VDA, no afectarán a la potencia del motor ni acortarán su vida útil.

BMW ofrecerá una "prima" de hasta 2.000 euros a propietarios de vehículos de clase Euro4 y más viejos, bajo la condición de que compren un coche electrónico i3, un híbrido o un coche diesel del tipo Euro6.

Por su parte, el grupo automovilístico alemán Volkswagen, que tiene las marcas VW, Audi, Seat, Porsche y Skoda, quiere actualizar el software en 4 millones de vehículos con motor diesel en Alemania. Un millón y medio más de los que tenía que actualizar inicialmente.

Volkswagen informó hoy, tras la cumbre del diesel, de que la actualización del software será gratuita.

La discusión sobre el diesel surgió en Alemania después de que estallase el escándalo de la manipulación de datos de emisiones por parte de Volkswagen, en EEUU.

Posteriormente, se detectó de que, con los vehículos de otros fabricantes, también había discrepancias entre las emisiones que se producían en controles y las que realmente se generaban en el tráfico diario.

Eso ha llevado a una discusión sobre las prohibiciones de circulación en algunas ciudades y a las mejoras que tienen que ser realizadas en los vehículos.

Sin embargo, los críticos del sector del automóvil sostienen que un nuevo software no es suficiente y que tendrían que hacerse mejoras en el motor.