Diario Vasco

Madrid, 2 ago (EFE).- La ACB ha convocado una Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria el próximo 11 de agosto en Madrid para analizar el auto judicial que reconoce el "derecho transitorio de inscripción" a la Liga Endesa del Betis Energía Plus, al que invita a iniciar los trámites de inscripción "bajo su responsabilidad".

La convocatoria del día 11 -en la que no podrá participar el Betis, ya que no forma parte de la ACB- está destinada a "analizar el auto relativo al procedimiento judicial iniciado por el CDB Sevilla SAD" en el Juzgado de Primera Instancia número 23 de Barcelona, según el comunicado hecho público este miércoles por la asociación de clubes.

En ese texto se invita al Betis, que no forma parte de la ACB por haber quedado en posiciones de descenso la temporada pasada, a iniciar "si lo considera oportuno" y "bajo su responsabilidad" los trámites de inscripción a la ACB.

"El citado día 11 los clubes evaluarán la situación del procedimiento judicial y el estado de dicho expediente provisional y cautelar de afiliación, adoptando las medidas que procedan", añadió la ACB en este breve comunicado.

Esta decisión se produce después de que ayer martes la ACB recibiera un auto del Juzgado de Primera Instancia número 23 de Barcelona que reconoce el "derecho transitorio de inscripción" a la Liga Endesa del descendido Real Betis Energía Plus y pide su readmisión como medida cautelar.

El auto tiene su origen en una denuncia del Betis (CDB Sevilla SAD) por "el cambio constante de criterio para la admisión en la ACB", según informó ayer el presidente de la entidad andaluza, Fernando Moral.

Ante esta resolución judicial, la patronal de los 17 clubes que forman la Liga Endesa indicó ayer que presentarán un escrito para oponerse a la medida cautelar dictada por el Juzgado, ya que bajo su punto de vista el Betis solicitó las medidas cautelares sin solicitar información a la ACB, que no pudo presentar alegaciones.

La denuncia del Betis se basa en el cambio de las condiciones de ascenso, modificadas tras la resolución de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) del 11 de abril, que obligaba a cambiar el conocido como 'canon' de ascenso y el Fondo de Regulación de Ascensos y Descensos (FRAD).

Esto dio lugar a unas negociaciones con la Federación Española de Baloncesto (FEB) y el Consejo Superior de Deportes (CSD), para negociar unas nuevas condiciones, que dieron lugar al nuevo pago por derechos de participación.

El nuevo pago, calculado en 1,6 millones de euros repartidos en cuatro temporadas, fue abonado por los dos equipos que tenían derecho deportivo a ascender desde la LEB Oro, el Gipuzkoa Basket y el San Pablo Inmobiliaria de Burgos; lo que provocó el descenso del Betis y el Manresa, los dos últimos clasificados de la temporada pasada.