Diario Vasco

Valladolid, 2 ago (EFE).- El procurador de Ciudadanos José Ignacio Delgado ha considerado hoy "un ocurrencia y "una pataleta" el anuncio de la Junta de Castilla y León de implantar un impuesto sobre el combustible nuclear depositado en la central de Garoña, en Burgos, que solo haría "encarecer el recibo de la luz".

A juicio del parlamentario autonómico, "no tiene ningún sentido" la implantación de este nuevo impuesto que es "dar palos de ciego" por parte de la Junta de Castilla y León, de la que ha dicho que "no pinta nada ante el Gobierno central".

El parlamentario de Cs ha indicado que el "peso" que tiene la Ejecutivo presidido por Juan Vicente Herrera ante el Gobierno central "es cero" y se conforma con enviar una carta al presidente Mariano Rajoy, en referencia al cierre de la central, "diciendo mire usted, estamos muy enfadados".

A su juicio, con la clausura de la planta "la credibilidad" de Juan Vicente Herrera es "ninguna" y ha pedido que "se deje de nuevos impuestos" y haga un plan de recuperación para la zona de Garoña en el que tomen parte Iberdrola y Endesa, los dos socios de Nuclenor, la empresa propietaria de la planta nuclear burgalesa.

Ha reconocido que el cierre de Garoña era previsible una vez que Iberdrola y Endesa no estaban de acuerdo sobre la viabilidad económica de la instalaciones, a pesar de lo cual la Junta ha seguido insistiendo, según ha dicho, en su mantenimiento.

Delgado ha reclamado para esta zona del norte de Burgos un "plan alternativo ya", que "haya dinero encima de la mesa" y que "se trabaje sin engañar a nadie y no vengan prometiendo parques regionales de turismo, paradores nacionales e historias que ni se ven".

A su juicio, este plan tendría que estar dirigido principalmente a la industria y elaborado con la participación de los ayuntamientos de la zona.

Después de insistir en el rechazo de nuevos impuestos, el procurador de Ciudadanos ha reclamado que se llegue por "consenso" a un plan energético nacional, en el que se primen las "energías limpias y renovables".

Delgado ha indicado que su formación es partidaria de mantener en España las actuales centrales nucleares, siempre que se garantice la seguridad, pero en un futuro "apostar" por las otras energías, como la eólica y la solar, a las que ha considerado "más limpias".