Diario Vasco

Miami , 2 ago .- El caso del español Pablo Ibar, a la espera de juicio en Estados Unidos por un triple asesinato ocurrido en Florida en 1994, ha sido asignado a la jueza Lisa Porter, el cuarto magistrado que se encarga del caso desde 2015, confirmó hoy a Efe la defensa.

La próxima conferencia de seguimiento del caso, ahora con Porter en el estrado del juez, está prevista para mañana, jueves.

Después de que la Corte Suprema de Florida anulara en 2016 la condena a muerte que recayó en Ibar en 2000 y ordenó la celebración de un nuevo juicio, el juez Raaj Singhal se encargó del caso en un tribunal de Fort Lauderdale, a 50 kilómetros al norte de Miami.

Sin embargo, Singhal abandonó el 16 de julio la sala de lo penal para incorporarse a los tribunales civiles.

En la primera vista judicial que presidió en junio de 2016, Singhal había expresado su deseo de agilizar la celebración del juicio contra Ibar, que tiene 49 años y lleva preso desde 1994.

El pasado 14 de julio, en una breve audiencia, la jueza Barbara McCarthy, en quien había recaído el sumario al pasar Singhal al fuero civil, señaló que no sabía si aceptaría el caso o se inhibiría, como así fue.

Por ello, Lisa Porter se convierte así en el cuarto juez que llega a esa instancia en el tribunal de Fort Lauderdale.

"El caso ha sido transferido a la jueza Lisa Porter", una magistrada que desarrolla su trabajo en "una unidad de juicios especiales que maneja casos complejos", dijo hoy a Efe Joe Nascimento, del equipo de letrados que defiende a Ibar.

Ibar pasó 16 años en el "corredor de la muerte" porque en 2000 fue condenado a la pena capital, aunque esa sentencia fue anulada en 2016 por la Corte Suprema de Florida.

La nueva jueza tendrá una larga tarea por delante en el estudio del sumario del caso en el que el español fue condenado por el asesinato en 1994 del dueño de un local nocturno y dos bailarinas.

Ahora deberá ser juzgado de nuevo en un tribunal del condado de Broward, el mismo donde fue enjuiciado y condenado a muerte en 2000.

El pasado 21 de junio el estado de Florida notificó oficialmente su intención de solicitar la pena de muerte para Ibar, a quien el juez Singhal negó los beneficios de la libertad bajo fianza que había pedido su defensa.