Diario Vasco

Baja frecuencia

Raimundo Díaz

Madrid, 2 ago (EFECOM).- Escasa intensidad en la Bolsa española, que hoy se ha desquitado de la tónica alcista de la víspera al caer un 0,69 %, en una sesión en la que ha llegado a poner en peligro los 10.500 puntos por los efectos del último repunte del euro y la recogida de beneficios de los accionistas de la banca.

Si bien, al amanecer, se aferraban a las ganancias conquistadas apenas horas antes, las fuerzas de los inversores parecían agotarse instantes después del inicio de las negociaciones, cuando el IBEX 35 se decantaba por las ventas y retrocedía un 0,11 %.

Ello, pese a conocer que el paro en España descendió en casi 27.000 personas en julio respecto al mes anterior, situándose en el nivel más bajo de los últimos ocho años.

Desde Bruselas, la oficina de estadística comunitaria, Eurostat, publicaba las estimaciones sobre los precios de la producción industrial en la eurozona, que cayeron un 0,1 % en junio respecto al mes anterior, por las bajadas en el sector energético y en los bienes intermedios.

Además, llegaban a los operadores los "ecos" del mayor optimismo de los ciudadanos de la Unión Europea (UE) en torno al futuro del proyecto comunitario y de la moneda única un año después del referendo por el "brexit", según el último eurobarómetro de la Comisión Europea (CE).

Noticias insuficientes para desatar el espíritu consumista en las plazas de la región, incluida Madrid que, a mediodía, se alejaba de su objetivo, los 10.600 puntos, y perdía un 0,44 % con el grueso de grandes cotizadas a la baja.

Tampoco la enésima apertura histórica en Wall Street, cuyo principal indicador, el Dow Jones, subía un 0,28 % y alcanzaba, por primera vez, la barrera de los 22.000 puntos impulsado por los títulos del gigante tecnológico Apple, que se revalorizaban por encima del 5 %, tras sorprender positivamente con sus resultados.

La falta de pulso bursátil se extendía por el Viejo Continente, donde las bolsas más destacadas unían filas alrededor del "rojo" coincidiendo con la reunión de política no monetaria del Banco Central Europeo (BCE).