Diario Vasco

Lima, 1 ago (EFE).- Tres montañeros, dos de ellos chilenos, murieron en un accidente que se produjo en un nevado de la región andina de Áncash, en el norte de Perú, informaron hoy fuentes oficiales.

El coronel Antonio Zavala, jefe de la Policía Nacional de Huaraz, la capital de Áncash, declaró al Canal N de televisión que la otra víctima es, al parecer, un ciudadano ruso, aunque medios locales agregaron que también tenía la nacionalidad norteamericana.

"Lamentablemente se ha producido el deceso de los tres turistas extranjeros", señaló Zavala antes de indicar que el accidente se produjo en el nevado Pirámide de Garcilaso, a 5.875 metros sobre el nivel del mar.

Los chilenos fueron identificados como Cristóbal Bizzarri, de 23 años, y Gabriel Navarrete, de 32, mientras que el diario El Comercio señaló que el ruso-norteamericano se llamaba Alexander Mazmev.

Según la información, los chilenos emprendieron el ascenso a la montaña el pasado 22 de julio sin contar con guías profesionales y en su recorrido, al parecer, se les unió el otro montañero.

El jefe policial dijo que los cuerpos fueron encontrados luego de una "exhaustiva búsqueda" a cargo de integrantes de la Policía de Alta Montaña, de la Asociación de Guías de Montaña de Perú y montañeros chilenos.

"En estos momentos nos encontramos en la evacuación de los tres cuerpos, dos son de nacionalidad chilena y el otro aparentemente de nacionalidad rusa, todavía no se tiene la información completa", reiteró.

Zavala agregó que las cuadrillas de rescate están descendiendo hasta una laguna en la base de la montaña, donde pasarán la noche "por lo peligroso de la zona."

"Es (una zona) agreste, la oscuridad, hay abismos, van a tener que esperar hasta las primeras horas del día (de mañana) para continuar con el descenso", explicó.

Áncash recibe durante esta temporada del año a gran cantidad de turistas y aficionados a los deportes de aventura, interesados en recorrer la zona de la Cordillera Blanca, una cadena de montañas nevadas que tiene como pico más alto al nevado Huascarán, que supera los 6.760 metros sobre el nivel del mar.