Diario Vasco

Madrid, 1 ago (EFECOM).- La Asociación de Técnicos de Seguridad Nuclear (ASTECSN) ha informado hoy de que la decisión del Gobierno de no renovar la autorización para la reapertura de Garoña anunciada por el ministro de Energía, Álvaro Nadal, socava la credibilidad del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Así mismo, Astecsn ha informado en un comunicado de que "se ha trabajado un número de horas ingente (30.000 según el propio CSN) cuando ya había indicaciones suficientes de que la decisión política final sería contraria".

La Astecsn, integrada por técnicos del Cuerpo Superior de Seguridad Nuclear y Protección Radiológica, ha denunciado además que este esfuerzo ha "detraído recursos" de otras actividades necesarias para el mantenimiento de la seguridad de las instalaciones nucleares.

Considera que el expediente de la central nuclear Santa María de Garoña, ubicada en el burgalés Valle de Tobalina (Burgos) y a menos de 50 kilómetros de la ciudad de Vitoria, "se ha gestionado de forma inadecuada" y habrá que sacar lecciones aprendidas para el futuro.

"La energía nuclear no se puede gestionar ignorando la exigencia ciudadana de máxima transparencia y sin unos responsables de los que tengamos la debida garantía de independencia", dice el comunicado de la Astecsn.

La asociación acusa al CSN de ignorar sus propuestas al considerarlas como una "injerencia".