Diario Vasco

Sevilla, 1 ago (EFE).- La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha asegurado en su cuenta oficial de Twitter que se siente "orgullosa de ser andaluza" y de su "acento andaluz", en respuesta al cónsul de España en Washington, Enrique Sardà Valls, que se burló del acento de la política socialista.

Susana Díaz ha respondido así a Sardà Valls, quien a través de su cuenta de Facebook ridiculizó a la presidenta andaluza por su acento y por llevar un vestido similar al de la reina Letizia en un acto celebrado en Málaga la semana pasada.

El Gobierno andaluz ha pedido hoy al ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alfonso Dastis, que "repruebe" a Enrique Sardà Valls.

En una misiva enviada al ministro, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Jiménez Barrios, le recuerda que el autor del comentario "no es sólo un ciudadano que ejerce su libertad de expresión haciendo una declaración desafortunada", sino que se trata de un representante diplomático del Gobierno de España "en una de las principales ciudades del mundo, la capital de los Estados Unidos".

"Su conducta tiene que ser reprobada", ha dicho Jiménez Barrios, al ser preguntado sobre este asunto en la conferencia de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, en la que ha informado de que ha hablado hoy por teléfono con el ministro, que no conocía lo sucedido, para transmitirle la queja del Gobierno andaluz y pedirle que se produzca una "rectificación pública".