Diario Vasco

Madrid, 1 ago (EFECOM).- El reactor nuclear de Santa María de Garoña (Burgos), que no volverá a funcionar, es el más antiguo de los siete en operación en España, además de ser el de menor capacidad y uno de los que mayor rechazo ha generado en el sector antinuclear, que convirtió la petición de cierre en un símbolo.

Actualmente hay cinco centrales nucleares en operación en España: Almaraz, en Cáceres (con dos reactores I y II); Trillo, en Guadalajara; Vandellos II y Ascó (dos reactores I y II), ambas en Tarragona, y Cofrentes, en Valencia.

Otras dos nucleares (Vandellos I (Tarragona) y Zorita (Guadalajara) están en proceso de desmantelamiento. Garoña será la tercera planta que deberá ser desmantelada.

Garoña, desconectada de la red desde diciembre de 2012, está ubicada en el burgalés Valle de Tobalina, en el norte de la provincia de Burgos, próxima al País Vasco, y su reactor es del tipo de agua en ebullición (BWR) con una potencia instalada de 460 megavatios.

La nuclear es propiedad de Nuclenor, participada al 50 por ciento por Endesa e Iberdrola.

La siguiente cronología muestra los principales hechos en relación a la planta burgalesa desde 2009, fecha en la que se le concedió la última licencia de explotación:

2009.- El Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero prorroga el permiso de explotación por cuatro años y fija su cierre para el 6 de julio de 2013 (en lugar de los diez años a los que inicialmente había dado luz verde el Consejo de Seguridad Nuclear).

Enero de 2012.- El nuevo Ejecutivo del PP encarga un informe sobre la posibilidad de alargar la vida de Garoña al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), organismo que el 17 de febrero dictamina que no ve inconveniente en ello.

Julio de 2012.- El Gobierno de Mariano Rajoy modifica el decreto de clausura de Garoña y concede a Nuclenor un plazo de hasta el 6 de septiembre para demandar formalmente la prórroga de actividad hasta 2019.

Septiembre 2012.- Nuclenor decide no presentar la solicitud por motivos económicos. Argumenta las elevadas inversiones para seguir operando y los nuevos impuestos para el combustible gastado.

Diciembre 2012.- La central se desconecta de la red eléctrica.

2013.- Nuclenor cambia de opinión y pide a Industria la revocación parcial de la orden ministerial que fijaba el fin de su licencia de explotación el 6 de julio de 2013.

21 febrero de 2014.- El Gobierno aprueba un real decreto que permite que una central cuyo cierre se deba a razones económicas, y no a cuestiones de seguridad, pueda solicitar una nueva renovación de su permiso de explotación.

27 de mayo de 2014.- Nuclenor pide renovar el permiso de explotación hasta 2031, solicitud sobre la que el CSN debe emitir un informe técnico que tiene carácter preceptivo y vinculante (si es negativo obliga al cierre de la planta y, si es positivo, deja la decisión en manos del Gobierno).

3 de febrero de 2016.- La mayoría de los grupos parlamentarios del Congreso, constituido tras las elecciones de diciembre de 2015, piden detener el proceso de evaluación hasta la formación de un nuevo Gobierno.

3 de febrero de 2016.- El CSN anuncia que remitirá su informe sobre Garoña al Ministerio de Industria en el segundo semestre de 2016.

19 de octubre de 2016.- El presidente del CSN, Fernando Martí, comunica en el Congreso que el Consejo de Seguridad Nuclear está a la espera de que Garoña cumpla las condiciones para su reapertura.

25 de enero de 2017.- El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear recibe el expediente de la solicitud de autorización de explotación de Santa María de Garoña (Burgos) para prorrogar la vida útil de esta instalación.

3 de febrero de 2017.- Fernando Martí anuncia la convocatoria de un pleno extraordinario con el fin de informar sobre la solicitud de comparecencia, cursada desde el Congreso de los Diputados, para acudir al Parlamento.

6 de febrero de 2017.- La vicepresidenta del Consejo de Seguridad Nuclear, Rosario Velasco, comparece en el Congreso de los Diputados en la Comisión de Industria, Energía y Turismo y Agenda Digital.

8 de febrero de 2017.- El Pleno del Consejo de Seguridad Nuclear aprueba un dictamen favorable a la reapertura de la central nuclear de Garoña, siempre y cuando el operador de la planta, Nuclenor (participado por Endesa e Iberdrola), cumpla con las inversiones en seguridad que se le exigen.

31 de marzo de 2017.- Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, anuncia públicamente que la eléctrica no tiene interés en volver a operar la central y pide a su socio en Nuclenor (Endesa) que "desista" en la petición al Gobierno para reabrir.