Diario Vasco

Jerusalén, 1 ago (EFE).- El secretario general de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Saeb Erekat, se encuentra en un estado de salud grave y a la espera de un trasplante de pulmón en Israel, EEUU, Alemania y otros países.

El histórico jefe negociador palestino, de 62 años, padece fibrosis pulmonar en un estado avanzado, utiliza una bombona de oxígeno para respirar y se agota al caminar distancias mínimas, informaron a Efe fuentes palestinas que pidieron no ser identificadas.

La OLP se ha preparado para autorizar otras firmas en el caso de que tenga que ser ingresado y no pueda continuar en su puesto, algo que podría ocurrir en cualquier momento.

El jefe de la Inteligencia palestina, Mayid Faraj, ha sido informalmente designado por el presidente, Mahmud Abás, como su sucesor en el puesto de jefe negociador, para el momento en que Erekat no pueda hacerse cargo de esas funciones.

Faraj fue el primer oficial palestino en ser recibido por la Administración del presidente de EEUU, Donald Trump, y ha participado en las reuniones con su enviado especial a la región, Jason Greenblatt.

Fuentes palestinas confirmaron que Erekat está en lista de espera en "varios países", entre ellos EEUU, Israel y Alemania.

Según publicó hoy el diario israelí Yediot Aharonot, el secretario general de la OLP es atendido por médicos israelíes.

Hace ya unos meses, ante la bajada en la eficacia de la medicación que se le aplica, empeoró drásticamente y ahora necesita un trasplante de pulmón para continuar con vida.

El histórico dirigente palestino, que ha estado involucrado dos décadas en las infructuosas negociaciones de paz con Israel, ha reducido su exposición pública, aunque continúa acudiendo a diario a sus oficinas, con sede en Ramala y Jericó.