Diario Vasco

Panamá, 1 ago (EFE).- La fiscal general de Panamá, Kenia Porcell, dijo hoy que en las investigaciones sobre Odebrecht solo considerará la información oficial que reciba de la Fiscalía de España y no las declaraciones hechas a un medio de este país por un exabogado, que involucran al presidente panameño, Juan Carlos Varela.

Las declaraciones de Rodrigo Tacla, identificado por El País como exabogado de Odebrecht, fueron solicitadas oficialmente por el Ministerio Público (MP-Fiscalía) panameño a su par de España "desde el mes de marzo y abril de 2017", sostuvo Porcell este martes.

"Por lo que la información oficial dentro de una investigación (en España) es la que se va a incorporar a las investigación que lleva la Fiscalía Anticorrupción" panameña, respondió Porcell a una pregunta sobre las declaraciones de Tacla en una entrevista publicada la semana pasada por El País.

Tacla dijo al rotativo español que la constructora brasileña abonó un millón de euros a dos proveedores de la empresa de ron propiedad de la familia del presidente Varela y que corrió con gastos de la campaña que lo llevó a la presidencia en 2014, lo que el mandatario tildó de "totalmente falso".

Tacla, que será juzgado en España después de que la Audiencia Nacional rechazara su extradición a Brasil, que le reclama por supuestamente lavar más de 12 millones de euros por orden Odebrecht, dijo además que la Fiscalía panameña intentó obtener por vías irregulares información sobre el caso.

"No puedo aceptar que la Fiscalía de Panamá llame a las autoridades españolas de un modo informal (extrajudicial). Cuando pedí que la colaboración de este país fuera oficial, ya no me volvieron a llamar", dijo Tacla, según el diario español.

Añadió que la Fiscalía panameña actuaba así por "la amistad del responsable de la filial de Odebrecht en Panamá, André Rabello, con el presidente del país, Juan Carlos Varela".

Ya la semana pasada el MP panameño informó que solicitó a España información sobre el caso "mediante Asistencia Judicial No. 15 de 7 de marzo de 2017".

Las "diligencia" de Tacla solicitada "vía colaboración internacional a través de una asistencia judicial" era "para ser incorporadas en la investigación 01-16, Caso Odebrecht - Suiza iniciada desde el 22 de diciembre de 2016, actuación que consta en el expediente, y que fueron remitidas a través de oficio remisorio No. 1003 de la misma fecha", añadió el MP en un comunicado difundido el 27 de julio.

Las declaraciones de Tacla generaron todo tipo de reacciones en Panamá, incluida la presentación de una "moción" ante Parlamento para que investigue al presidente panameño por parte de la Alianza de Bases de Cambio Democrático (CD), el partido del expresidente Ricardo Martinelli (2009-2014).

Porcell anunció este martes que la Fiscalía firmó un "acuerdo de colaboración eficaz" con Odebrecht que incluye el compromiso de la empresa de pagar una "sanción económica por el orden de 220 millones de dólares".

La fiscal general reiteró que las investigaciones en Panamá, hasta 26 abiertas, abarcan las actuaciones en el país de Odebrecht, el principal contratista del Estado, desde 2004 hasta la fecha.

La constructora admitió ante la Justicia de Estados Unidos haber pagado 788 millones de dólares en 12 países, 59 millones en Panamá entre 2009 y 2014, cuando gobernó Martinelli y Varela era vicepresidente.