Diario Vasco

Madrid, 1 ago (EFE).- La Asociación de Clubes de Baloncesto (ACB) se opone al auto del Juzgado de Primera Instancia número 23 de Barcelona que reconoce el "derecho transitorio de inscripción" a la Liga Endesa del descendido Real Betis Energía Plus, y presentará un escrito en contra, según informó en un comunicado.

La ACB recibió el auto del juzgado este martes a las 14.30 horas, que tiene su origen en una denuncia del Betis (CDB Sevilla SAD) por "el cambio constante de criterio para la admisión en la ACB", según informó esta mañana el presidente de la entidad andaluza, Fernando Moral.

Ante esta resolución judicial, la patronal de los 17 clubes que forman la Liga Endesa emitió esta tarde un comunicado en el que indicó que "siguiendo los cauces previstos" van a presentar un escrito para oponerse a la medida cautelar dictada por el Juzgado.

"La ACB presentará escrito oponiéndose a la medida cautelar y expondrá sus argumentos en la vista preceptiva. La ACB defenderá hasta donde sea necesario la validez del acuerdo alcanzado sobre las condiciones de ascenso", afirmó la organización.

La patronal de clubes de la máxima categoría del baloncesto nacional manifestó que el Betis Energía Plus "ha solicitado expresamente al juzgado que las medidas cautelares se adoptaran sin audiencia ni solicitud de información a la ACB".

Esto, en opinión de la ACB, supone despojar a la asociación de clubes de "su derecho a presentar alegaciones y defender la validez de los acuerdos de sus órganos de gobierno, causándole por tanto indefensión".

"La ACB confía en que se revoque la decisión cautelar cuando la juez pueda valorar las manifestaciones y documentación aportada por la Asociación", añadió la asociación en su texto.

En el comunicado también se indica que la ACB considera que "sus acuerdos han sido válidamente adoptados" y recuerda que la resolución de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) del 11 de abril anulaba las condiciones de ascenso, entre ellas el conocido como 'canon' de ascenso y el Fondo de Regulación de Ascensos y Descensos (FRAD).

Esto dio lugar a unas negociaciones con la Federación Española de Baloncesto (FEB) y el Consejo Superior de Deportes (CSD), para negociar unas nuevas condiciones, que dieron lugar al nuevo pago por derechos de participación.

"La negociación de las tres partes se ha realizado con extraordinaria rapidez, sentándose las bases de un primer principio de negociación el 12 de junio y culminando el 10 de julio. En el proceso se han respetado los plazos para la afiliación a la ACB de los equipos ascendidos, que podían extenderse hasta el 15 de julio de 2017", detalló la ACB.

Como resultado de estas nuevas condiciones, consiguieron cumplir los requisitos económicos los dos equipos que tenían derecho deportivo a ascender desde la LEB Oro, el Gipuzkoa Basket y el San Pablo Inmobiliaria de Burgos.

"La ACB confía en que el juzgado revoque la medida cautelar adoptada tan pronto sea posible atendidos los plazos procesales", finalizó la organización en su comunicado.