Diario Vasco

Santa Cruz de Tenerife, 1 ago (EFE).- El entrenador del CD Tenerife, José Luis Martí, ha asegurado hoy que el encuentro de mañana ante la UD Las Palmas será el primer "test verdaderamente importante" de la pretemporada para el conjunto blanquiazul, aunque ha advertido de que su equipo tendrá el hándicap de llevar diez días menos de preparación que su rival.

En la rueda de prensa previa a la ida de la Copa Mahou, en la que los tinerfeños se enfrentarán en dos ocasiones a los grancanarios en una semana, el técnico ha insistido en que la forma física de los dos equipos no es la misma, puesto que el CD Tenerife tuvo que empezar la pretemporada más tarde por la promoción que disputó en el mes de junio.

José Luis Martí ha reconocido que, por calendario y demás circunstancias, les hubiese gustado que solo se disputase un derbi durante la pretemporada, ya que tienen un periodo de preparación corto.

El entrenador ha manifestado que deben centrarse únicamente en el presente y en que mañana tiene que "verse un bonito espectáculo para ambas aficiones", aunque "la rivalidad siempre existirá porque es un derbi por naturaleza".

"El partido debe ser lo más brillante posible. Es como cualquier otro partido, aunque sean situaciones diferentes. Lo que tenemos claro es que debemos prepararnos para el comienzo de Liga y este encuentro nos ayuda mucho, por la entidad del rival y porque va a ponernos las cosas difíciles", ha agregado.

El técnico ha comentado que su intención es que la mayoría de sus jugadores tengan la oportunidad de jugar y que, además, algunos lleguen a los 60 minutos "para que vayan participando y teniendo esa sensación de jugar con el grupo".

Martí ha adelantado que el hondureño Bryan Acosta podrá estar en disposición de jugar sus primeros minutos con el CD Tenerife, mientras que el argentino Lucas Aveldaño se incorporará a los entrenamientos esta semana e, incluso, prevén que pueda jugar el sábado ante la UD Ibarra.

El entrenador ha asegurado que no está preocupado porque falten fichajes, ya que es consciente de que existen dificultades en el mercado a la hora de hacerse con los jugadores que se pretenden, al tiempo que ha recalcado que no tienen prisa por tomar "las decisiones correctas", sobre todo para fichar jugadores de la zona de ataque.